El enfoque más inteligente para realizar pruebas A/B de tus anuncios

Reduce los costos mediante pruebas separadas sobre conceptos de anuncios antes de iniciar tu campaña

Cuesta creer que las pruebas A/B no existían antes del siglo XXI. La gente solía guiarse por su intuición y lanzar anuncios, sitios web y otros productos sin someter los diseños reales a prueba. Ahora puedes usar encuestas y otros métodos de pruebas A/B para crear los anuncios más eficaces antes de comenzar a gastar tu preciado presupuesto para medios.

Qué es una prueba A/B y por qué es indispensable que la realices para tus anuncios

Las pruebas A/B (también conocidas como pruebas separadas o tests a/b) son una manera de comparar dos ideas al mismo tiempo para ver cuál da mejores resultados. Son una forma de incorporar cierto rigor analítico a las hipótesis de prueba para establecer cuál anuncio es la mejor opción para tu negocio.

En síntesis, las pruebas separadas te permiten mostrar versiones diferentes de algún concepto a dos públicos idénticos al mismo tiempo. Imagina que estás por hacer un anuncio impreso y no sabes si sería mejor mostrar una imagen de tu producto solo o una imagen de alguien que usa el producto. Puedes usar la prueba separada para determinar qué versión del anuncio dará los mejores resultados.

Pon a prueba tus conceptos con encuestas
No trates de adivinar. Entérate exactamente de qué concepto va a ganar con SurveyMonkey Audience.
Comienza ahora

Cómo empezar

Continuemos con el ejemplo del anuncio impreso. Usar una encuesta para realizar una prueba A/B te permitirá descartar las versiones del anuncio que no ofrecen buenos resultados en relación con tus indicadores clave de desempeño (KPI, por sus siglas en inglés). Al crear diferentes versiones del anuncio para ponerlas a prueba, necesitas tener en cuenta lo siguiente:

  • Define objetivos: ¿Qué quieres lograr con tu anuncio? Una vez que sabes lo que quieres conseguir (impulsar el conocimiento de la marca, aumentar las ventas, realizar pruebas, etcétera), puedes diseñar un plan de prueba.
  • Establece tu hipótesis: Ahora que tienes metas, ¿cuál anuncio crees que tendrá mejores resultados? Lo que es más importante aún, ¿podrás tomar medidas a partir de estos?
  • Crea una lista de lo que quieres evaluar: ¿Qué quieres evaluar mediante la encuesta? Entre los aspectos que puedes evaluar se incluyen la apariencia (el color, la fotografía y las imágenes), el mensaje (el titular, el material publicitario y el llamado a la acción) y el diseño general (el concepto del anuncio, la disposición y la cantidad de los elementos visuales).

Cómo usar encuestas para realizar pruebas A/B

¿Quieres obtener más información sobre cómo evaluar algunos conceptos antes de que salgan al mercado? Para garantizar que obtengas resultados precisos en los tests A/B, necesitas tener en cuenta algunos aspectos importantes (sin embargo, antes de lanzar tu encuesta, piensa si es el método adecuado o si sería mejor llevar a cabo un grupo de discusión):

  • Evalúa una variable a la vez: Imaginemos que la versión A tiene una imagen de tu producto y la versión B tiene una imagen de alguien que usa tu producto en contexto. Cuando realices pruebas separadas de un anuncio, asegúrate de medir solamente el impacto de un cambio a la vez (en este caso, la imagen principal). Si la versión A tiene una imagen y un encabezado distintos de los de la versión B, no sabrás si el cambio en el resultado se debe al encabezado o a la imagen.
  • Muestra el anuncio a públicos similares: Muestra la versión A y la versión B a la misma clase de gente para obtener resultados precisos. Si muestras la versión A a clientes existentes y la versión B a nuevos clientes, puedes obtener resultados sesgados. Lo ideal es tomar tu mercado objetivo y separarlo de forma equitativa para ver y calificar el anuncio.
  • Ten paciencia: Los costos de los medios de publicidad pueden representar un gran porcentaje de tu presupuesto de marketing. Tómate el tiempo que necesites para probar todas las variables que consideres importantes antes de lanzar tu publicidad.

Volvamos al ejemplo sobre cómo evaluar la imagen principal en tu anuncio con la prueba A/B. Te mostramos algunas de las preguntas que puedes formular a los integrantes de tus públicos.

  • ¿Qué tan atractivo es el anuncio?
  • ¿Qué tan probable es que tomes alguna medida a partir de este anuncio (por ejemplo, obtener más información o visitar el negocio)?
  • ¿Qué tan probable es que compres este producto?
  • ¿En qué medida la marca hace atractivo el producto?
  • ¿Qué tan fácil es de comprender el anuncio?

Recuerda: puedes mostrar distintos diseños visuales y textos publicitarios, en tanto evalúes una cosa a la vez.

Si publicarás un anuncio en línea, también puedes realizar pruebas A/B con anuncios vigentes y con la participación de toda la comunidad. Lo estupendo de una encuesta (en comparación con las pruebas A/B en vivo) es que, además, puedes preguntar por qué alguien eligió un anuncio en particular. A su vez, puedes obtener ideas que no habías considerado en un principio mediante opiniones de respuesta libre.

¿Quieres comenzar ya? Una vez que empieces la prueba y veas el impacto que los anuncios eficaces tienen en tu negocio, tendrás un apetito insaciable por obtener más información y realizar mejoras constantemente para tus clientes.

Encuentra tus anuncios ganadores

No trates de adivinar. Entérate exactamente de qué concepto es el mejor con SurveyMonkey Audience.