¿Cuál es la diferencia entre un índice de respuestas y un índice de finalización?

Si estás familiarizado con el mundo de las encuestas en línea, probablemente hayas escuchado términos como "índice de respuestas" e "índice de finalización", que se utilizan con frecuencia en artículos e informes de investigación, y sepas que cuanto mayor sea el porcentaje de dichos índices, mejor.

Pero, ¿qué es lo que realmente quieren decir? ¿En qué se diferencian? Veamos cuál es la verdadera definición de "índice de finalización" e "índice de respuestas" y cómo se relacionan con el grupo muestra de tu encuesta en línea y la precisión estadística.

Índice de finalización

En lo que a encuestas en línea se refiere, el índice de finalización es la cantidad de encuestas completadas y enviadas dividida entre la cantidad de encuestas iniciadas por los encuestados. En otras palabras, esta estadística solo incluye a los encuestados que realmente ingresaron a la encuesta y, de entre ellos, los encuestados que la completaron en su totalidad aumentarán este índice. A continuación te mostramos un ejemplo de cómo se calcula el índice de finalización.

Tenemos una encuesta con los siguientes datos estadísticos:

  • Correos electrónicos enviados: 1000
  • Cantidad de encuestados que ingresaron a la encuesta: 250
  • Cantidad de encuestas completadas: 200

Calculemos el índice de finalización.

Índice de finalización = cantidad de encuestas completadas/cantidad de encuestados que ingresaron a la encuesta

Índice de finalización = 80 %

Notarás que el índice de finalización no depende de la cantidad de personas contactadas, sino que se basa estrictamente en la interacción de las personas con la encuesta. Es por esto que para cualquier encuesta se puede, y se debe, medir el índice de finalización, incluidas las encuestas enviadas por correo electrónico, las interceptivas, las emergentes, las insertas y las híbridas.

¿Qué significa obtener un índice de finalización bajo?

  1. Datos incompletos: Un índice de finalización bajo significa que los encuestados no están completando toda la información que necesitas. Esto nos dice que hay preguntas en particular que tendrán un nivel de confiabilidad menor que otras. Supongamos que la mitad de los participantes abandonan la encuesta antes de la última pregunta. Esto significa que el tamaño de la muestra de esa pregunta será menor y, por lo tanto, es más probable que los resultados sean inexactos.
  2. Una experiencia de encuesta frustrante: Un índice de finalización bajo significa que tus encuestados te están diciendo que no les gustó la encuesta. Ya lograste que ingresaran a la encuesta e intentaran completar el cuestionario, pero por alguna razón la abandonan antes de darte toda la información que necesitas. Si te encuentras en esta situación, es probable que tu encuesta sea demasiado largaque tenga preguntas mal organizadas, que incluya preguntas personales o confidenciales, o que les parezca engañosa a los encuestados.

Evita que los encuestados tengan una mala experiencia con tu siguiente encuesta descargando nuestra guía "Writing Survey Questions Like a Pro" Descargar ahora→

Índice de respuestas

Aunque su descripción puede ser muy similar a la del índice de finalización y esto puede resultar confuso, el índice de respuestas proporciona información valiosa sobre la precisión de los datos recopilados. En pocas palabras, el índice de respuestas se refiere a la cantidad de personas que completaron la encuesta dividida entre la cantidad de personas que componen el grupo muestra total. Aquí te mostramos un ejemplo de cómo se calcula el índice de respuestas.

Tenemos una encuesta con los siguientes datos estadísticos:

  • Correos electrónicos enviados: 1000
  • Cantidad de encuestados que ingresaron a la encuesta: 250
  • Cantidad de encuestas completadas: 200

Calculemos el índice de respuestas.

Índice de respuestas = cantidad de encuestas completadas/cantidad de correos electrónicos enviados

Índice de respuestas = 20 %

Lo que es importante recordar es que el índice de respuestas solo se puede calcular con un grupo muestra definido. Esto significa que necesitas una lista de contactos o un registro de la cantidad de personas a las que deseas dirigirte para realizar la encuesta. Lamentablemente, métodos como ventanas emergentes e inserciones en sitios web hacen que sea difícil definir la cantidad de personas a las que se les presentó la encuesta y, por lo tanto, esto puede hacer que la medición del índice de respuestas no sea confiable. Por lo general, los índices de respuestas solo se usan cuando el grupo muestra está controlado por una lista fija de direcciones de correo electrónico, números de teléfono o domicilios particulares.

¿Qué significa obtener un índice de respuestas bajo?

  1. Mayor nivel de error: Cuanto menor sea el índice de respuestas, menor será el grupo muestra original. Esto podría causar estragos en tu margen de error y la fiabilidad de tus resultados. Imagina que tenemos una lista de 278 encuestados potenciales para una población objetivo de 1000. Nuestra calculadora del tamaño de muestra de la encuesta dice que, con un índice de respuestas del 100 %, tendríamos un margen de error estándar de la industria del 5 %. Si reducimos el índice de respuestas a un 32 %, una cifra relativamente alta, tendremos un margen de error del 10 %, lo que reduce a la mitad la precisión de los resultados de la encuesta.
  2. Grupo muestra desinteresado: Además de la inexactitud estadística, los índices de respuestas bajos son un indicador de que los encuestados potenciales simplemente no están interesados en participar en la encuesta. Tendrás que encontrar una manera de atraer a más participantes. En primer lugar, asegúrate de que los mensajes de correo electrónico y sus asuntos no parezcan correos no deseados y que lleven tu marca de forma clara para darles mayor credibilidad. Además de esto, podrías considerar añadir un incentivo adicional para aumentar el interés de tu grupo muestra.
  3. Sesgo por falta de respuestas: A veces, un índice de respuestas bajo puede ser indicio de que existe un sesgo por falta de respuestas, que ocurre cuando un determinado grupo demográfico en tu muestra no participa en la encuesta. El sesgo o los errores por falta de respuestas pueden surgir por varias razones. Aquí te mostramos una breve lista de ejemplos:
    • Enviaste el correo electrónico de invitación en un feriado religioso o regional.
    • Un navegador de correo electrónico está etiquetando tus invitaciones como correo no deseado.
    • El tema tratado en tu encuesta es un tema delicado para algunos contactos.
    • El tema es aburrido para algunos contactos.

El truco para eliminar el sesgo por falta de respuestas es primero hacer una prueba previa de la encuesta y luego identificar y resolver cualquier problema a medida que surja. Recuerda que no hay nada más perjudicial para los hallazgos de una encuesta que un sesgo no detectado. Este sesgo no solo perjudicaría la credibilidad de tus datos, sino que daría resultados erróneos que te harían sacar conclusiones incorrectas.

Ahora que conoces la diferencia entre los índices de finalización y respuestas, podrás ver los resultados de las encuestas con una nueva perspectiva.

Ve cómo SurveyMonkey puede impulsar tu curiosidad