Cómo redactar buenas preguntas para las encuestas

Obtén resultados confiables y perspectivas ejecutables de tus encuestas.

Si te tomas el tiempo necesario para redactar buenas preguntas para tus encuestas, estarás en el buen camino para obtener las respuestas confiables que necesitas para alcanzar tus objetivos.

Lo primero que debes decidir es qué tipo de preguntas quieres usar. SurveyMonkey ofrece preguntas abiertas, en las que se les pide a los encuestados que escriban comentarios, ensayos o cualquier otro tipo de texto de respuesta libre, así como preguntas cerradas, mediante las cuales se les brinda a los encuestados una serie de opciones establecidas de entre las cuales pueden elegir. Estas opciones de respuesta cerrada pueden ser simples opciones sí/no, opciones múltiples, escalas de valoración Likert, entre otras.

No obstante, las decisiones no terminan aquí. No solo debes decidir qué tipo de preguntas formular, sino quiénes las responderán. A continuación, te mostramos algunos consejos básicos que te guiarán a la hora de redactar fabulosas preguntas para tus encuestas. Léelos y pronto estarás redactando preguntas para encuestas como todo un profesional, pero recuerda:
 

5 sugerencias para crear una excelente encuesta

 

  1. Define tus objetivos: Ten en mente las decisiones que intentas tomar para darle un propósito a tu encuesta.
  2. Ten en mente los fines que quieres lograr y parte de ahí: Una vez que hayas establecido tus objetivos, determina los datos que necesitas recopilar en tu encuesta para tomar tu decisión.
  3. Verifica que no haya sesgos: Asegúrate de que no haya preguntas sesgadas.
  4. Realiza una prueba: Envía tu encuesta a amigos y colegas para realizar un proceso de prueba. Te ayudarán a asegurarte de que tus preguntas y opciones de respuesta sean comprensibles y que todas las funciones de lógica de la encuesta se redirijan a donde corresponda.
  5. Recopila resultados y analiza los datos: Aquí es donde realmente se pone divertido. Los datos que llegan a través de tu encuesta deben ayudarte a decidir qué producto deberías lanzar a continuación, cómo juntar más dinero en tu próximo evento de recaudación de fondos, qué hacer para conservar a los clientes, qué servir en tu próxima fiesta y mucho más.

Si te interesa redactar buenas preguntas para encuestas, asegúrate de hacer lo siguiente:

  • Habla en su idioma.
  • Procura que la encuesta sea simple.
  • Mantén el equilibrio y evita los sesgos.

Crea tu encuesta ahora mismo

Si deseas omitir un paso, comienza una encuesta y utiliza una plantilla para encuestas elaborada por expertos. También puedes obtener una vista previa de nuestras plantillas para encuestas aquí.

Más consejos para redactar buenas preguntas para encuestas:

 

1. Habla el mismo idioma que los encuestados:

Es muy importante que el lenguaje sea simple y directo. Ponte al mismo nivel que los encuestados a la hora de hablarles. Evita construcciones gramaticales complejas como dobles negativos y vocabulario desconcertante, como léxico especializado o conceptos técnicos. Si vas a hacer referencia a un concepto que es probable que los encuestados no estén familiarizados, descríbelo. Recuerda que estas personas interrumpen sus ajetreados días para completar la encuesta y tienen muchas otras cosas en mente. Por ejemplo, veamos la siguiente pregunta:

¿Qué tan probable es que se registre en CookieDirect?

La pregunta podría ser mucho mejor si se brindaran ciertos detalles extra. Por ejemplo:

CookieDirect es un servicio de entrega de productos panificados que envía un nuevo tipo de galletas frescas horneadas directamente a su hogar, todos los lunes a las 7:00 p.m. ¿Qué tan probable es que se registre en CookieDirect?

Si no explicas bien de qué estás hablando, corres el riesgo de que los encuestados se sientan frustrados y abandonen la encuesta o, incluso peor, que la respondan en forma aleatoria. La primera opción significará elevar el costo de obtención de datos, mientras que, con la segunda, se reducirá la calidad de los datos.

2. Haz preguntas sencillas:

Siempre pregunta acerca de una idea a la vez. Si requieres distintas cosas en la misma pregunta, a los encuestados les resultará difícil responder y para ti será imposible interpretar las respuestas. Por ejemplo, veamos la siguiente pregunta:

¿Cuán organizado e interesante le resultó el orador?

Si el encuestado responde "moderadamente" a esta pregunta, ¿qué significa? ¿Moderadamente organizado y moderadamente interesante? ¿Extremadamente interesante y algo organizado? ¿O viceversa? Esta confusión sobre cómo interpretar la respuesta se torna un problema real a la hora de hacerle comentarios al orador. Para la próxima conferencia, ¿le pedirás que sea más organizada o más interesante? Para terminar con esta confusión, escribe dos preguntas y no una. Por ejemplo:

¿Qué tan organizado fue el orador?

¿Qué tan interesante resultó el orador?

Ahora, tienes dos clasificaciones independientes para cada idea: de esta manera, a tus encuestados les resultará más sencillo y rápido realizar sus comentarios, y al orador le resultará más fácil interpretar los comentarios. Un escenario ganar-ganar.

3. Equilibrio sin subjetividades:

Redactar preguntas para encuestas que inclinen a los encuestados hacia una respuesta viola la objetividad de la encuesta y hace que las respuestas a las preguntas sean subjetivas. Por ejemplo:

Creemos que nuestros representantes de atención al cliente son realmente fabulosos. ¿Cuán fabulosos cree que son nuestros representantes de atención al cliente?

Si formulas esta pregunta, seguramente los encuestados se inclinarán a responder en forma positiva sin pensar en lo que realmente sienten sobre los representantes de atención al cliente. ¿Cómo se puede solucionar?

Para redactar una pregunta más efectiva, procura enfocarte en cualidades más específicas ("fabuloso" es una generalización bastante vaga) para evitar la generalización. Por ejemplo:

¿Cuál es su opinión respecto del nivel de atención al cliente brindado por nuestros representantes?

Incluso con este cambio, la pregunta sigue mostrando cierta tendencia a generar respuestas positivas. Lo mejor es que trates de evitar incluir tus opiniones porque hacen que las respuestas sean tendenciosas. No obstante, esto no siempre es posible. En ese caso, procura que la encuesta sea lo más equilibrada posible. Redacta algunas preguntas en forma positiva y otras en forma negativa. Por ejemplo:

En promedio, ¿cuán serviciales le resultaron nuestros representantes de atención al cliente?

En promedio, ¿cuán frustrado se siente cuando habla con nuestros representantes de atención al cliente?

Mantener un tono equilibrado y sin subjetividades en la encuesta te garantizará que los encuestados expresen sus actitudes "verdaderas" en lugar de manifestar lo que creen que tú quieres oír. Eso te permitirá tomar decisiones correctas y estar alerta cuando surja un problema.

Recursos adicionales:

Redactar una buena encuesta es solo una parte del proceso de recopilación de las percepciones que necesitas. Para obtener más información sobre el diseño y la creación de encuestas, consulta cómo crear encuestas y cómo planificar y llevar a cabo encuestas. También consulta otros detalles más específicos acerca del diseño de encuestas en nuestro blog de metodología para encuestas.

Mira por qué millones de personas confían en SurveyMonkey.

Encuestas ilimitadas

Envía todas las encuestas y los tests que quieras, ¡incluso con los planes gratuitos!

Respuestas rápidas

Fácilmente crea y envía encuestas profesionales. Obtén resultados confiables rápidamente.

Aprobadas por los expertos

Obtén acceso a las preguntas y plantillas aprobadas por nuestros científicos en encuestas.

Resultados en tiempo real

Revisa los resultados sobre la marcha desde cualquier dispositivo. Identifica las tendencias a medida que lleguen los datos.

Ideas innovadoras

Obtén sugerencias y nuevas percepciones con las respuestas a tus encuestas.

Datos prácticos

Extrae percepciones de tus datos y compártelas con tu equipo.