Iniciar sesiónSuscríbete gratis
Resultados del blog
Mostrando 0 de 0 resultados
¡No pierdas la curiosidad! Encontrarás algo.
La ciencia de las encuestas

3 formas de optimizar tus encuestas por correo electrónico y aumentar tus índices de respuestas

3 formas de optimizar tus encuestas por correo electrónico y aumentar tus índices de respuestas

Ya dedicaste mucho tiempo a diseñar la encuesta perfecta y tienes todo listo para enviarla y obtener las respuestas que necesitas. Pero, ¿sabías que unos pequeños ajustes en la forma en que envías tu encuesta pueden ayudarte a obtener más respuestas?

¡De verdad! El equipo de Investigación y Percepciones de los Datos de SurveyMonkey recientemente pasó unos días en la conferencia de la American Association of Public Opinion Research (AAPOR) en Nueva Orleans. ¿No has escuchado hablar de la AAPOR? Bueno, es como una “SurveyCon”, en donde 1100 intelectuales de las encuestas se reúnen para hablar sobre temas como el sesgo de consentimiento y la ponderación por puntaje de propensión.

Además de estos sofisticados temas, algunos investigadores también brindaron excelentes consejos sobre cómo aumentar los índices de respuestas, en especial si envías encuestas por correo electrónico. Te presentamos sus prácticas recomendadas para elaborar un correo electrónico de invitación de primer nivel:

El asunto de la invitación a la encuesta y la dirección de correo electrónico suelen ser las dos primeras partes de información que ven los lectores. Por eso es importante que sean adecuados, ya que a menudo pueden hacer la diferencia entre que alguien lea tu correo electrónico (y abra tu encuesta) o lo elimine.

Asegúrate de que tu dirección de correo electrónico no sea algo como pulpoconfuso395@myspace.com. En lugar de eso, establece un tono profesional con una dirección de correo electrónico con la que los encuestados estén familiarizados o al menos una que incluya tu nombre para que sepan que no es de alguien que está tratando de estafarlos.

Además, cerciórate de prestar atención al asunto de la invitación a la encuesta. Las palabras en mayúsculas o símbolos como $$$$ a menudo quedan atrapados en los filtros de spam, por lo tanto, es probable que tus encuestados nunca puedan tomar la decisión de leer tu correo electrónico o eliminarlo.

Una investigación realizada por American College Test (ACT) mostró que colocar el enlace a una encuesta en la parte superior de un correo electrónico aumentaba significativamente el índice de respuestas de las encuestas de comentarios enviadas a los estudiantes. Si tienes la opción, coloca el enlace lo más cerca posible de la parte superior de tu correo electrónico. Así les ahorrarás tiempo a los encuestados y facilitarás que accedan a tu encuesta.

Si quieres aumentar en serio tus índices de respuestas (y los índices de finalización), simplemente inserta la primera pregunta de tu encuesta en el cuerpo del correo electrónico para que cuando los encuestados elijan una opción de respuesta, sean dirigidos en automático a tu encuesta.

Nosotros mismos hicimos la prueba: insertar la primera pregunta en la invitación a la encuesta puede aumentar los índices de respuesta hasta en un 22 %. Incluso aumenta el índice de personas que en efecto completan tu encuesta en nada menos que un 19 %. Solo asegúrate de elegir el tipo correcto de pregunta, esto es, preguntas de opción múltiple, preguntas de valoración con estrellas o preguntas de NPS.

¿Sabes qué significa “TL;DR”? Para los novatos, viene de la frase en inglés Too long; didn't read (que significa: demasiado largo; no lo leí). En muchos sectores se volvió común incluir una declaración de confidencialidad o una larga introducción en la invitación por correo electrónico para asegurarles a los encuestados que sus respuestas no se compartirán con el mundo entero. Pero una investigación de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) muestra que tal vez no haga una gran diferencia.

Los investigadores de la BLS encontraron que la mayoría de los encuestados no prestó mucha atención al compromiso de confidencialidad. Las diferentes versiones de los compromisos de confidencialidad no influyeron en los índices de respuestas ni afectaron la calidad de los datos.

Si no necesitas una declaración de confidencialidad o una introducción en tu correo electrónico, es mejor que las evites. Pero si las necesitas, intenta que sean lo más breves posible para que tus encuestados las miren y no piensen que son muy largas y las pasen de largo.

En vista de todo el empeño que dedicas a redactar una encuesta inteligente, tiene sentido que te cerciores de que reciba todas las respuestas necesarias para obtener datos valiosos.

Así que si envías tu encuesta por correo electrónico, asegúrate de hacer estos pequeños ajustes en la invitación para obtener las respuestas que necesitas. Asegúrate de que el asunto y la dirección de correo electrónico sean profesionales, haz que sea fácil para los encuestados acceder a tu encuesta desde el mensaje y que el cuerpo de este no tenga demasiadas palabras.