Inicia sesiónSuscríbete
Resultados del blog
Te mostramos 0 de 0 resultados
¡No pierdas la curiosidad! Encontrarás algo.
Consejos para encuestas

¿Es buena idea que todas las preguntas sean obligatorias?

¿Es buena idea que todas las preguntas sean obligatorias?

¡Felicitaciones! Ya terminaste de diseñar tu encuesta y todo está listo para lanzarla. No obstante, hay algo que te sigue inquietando: Puse un enorme empeño en redactar esta encuesta, pero ¿y si los encuestados omiten algunas preguntas? ¡Ajá! Simplemente haré obligatorias todas las preguntas ¡y listo!

¡No tan rápido! De acuerdo con los investigadores, las preguntas obligatorias presentan algunos inconvenientes.

Aunque parezca contradictorio, si haces que todas las preguntas de una encuesta sean obligatorias, podrías terminar con menos respuestas en general. ¿Cómo puede ser posible?

Supongamos que tu encuesta incluía una pregunta como “¿de qué color es tu perro?” y la marcaste como obligatoria.

¿Cómo respondes esta pregunta si no tienes perro y se requiere una respuesta para seguir respondiendo la encuesta? Esta es una experiencia frustrante para los encuestados, tan frustrante que es muy probable que abandonen la encuesta por completo, lo cual no es nada bueno.

De igual forma, si haces preguntas personales o invasivas, puede que las personas elijan dejar de responder la encuesta en lugar de responder la pregunta. Un estudio reciente de Jean Philippe Décieux (en colaboración con otros autores) indicó que un 35 % de los encuestados abandonó una encuesta cuando se le exigió responder preguntas personales en comparación con un 9 % cuando se le permitió omitir preguntas que parecían muy personales.

El tema de esta encuesta en específico era sobre la satisfacción en las relaciones y los antecedentes sexuales, pero otras preguntas que se pueden considerar personales son aquellas que están relacionadas con la salud y el historial médico, la conducta delictiva, los ingresos y las deudas, o preguntas que simplemente no parecen pertinentes para el tema del resto de la encuesta.

Además de obtener menos respuestas en general, un problema aún mayor que puedes tener es que puedes obtener respuestas erróneas. Volvamos a las dos situaciones anteriores: la pregunta que no es pertinente (¿de qué color es tu perro?) y la pregunta personal que genera incomodidad en las personas. Al enfrentarse a estos tipos de preguntas, los encuestados podrían elegir abandonar la encuesta o podrían inventar una respuesta o elegirla al azar para continuar.

Esta situación es más que solo una hipótesis. En el mismo estudio de investigación de Décieux, al final de la encuesta se preguntó a los encuestados qué tan honestos habían sido al responder las preguntas anteriores: aquellos que no pudieron omitir preguntas informaron niveles más altos de deshonestidad que aquellos que pudieron omitirlas.

En realidad, la falta de honestidad es aún más problemática que la pérdida de datos, porque tener suficientes respuestas engañosas podría llevarte a sacar conclusiones erróneas. Entonces, ¿qué debes hacer para obtener tantos datos (precisos) como sea posible?

¿Mi mejor consejo? Solo haz que las preguntas sean obligatorias cuando sea estrictamente necesario. Por ejemplo, una excelente idea es hacer una pregunta obligatoria para crear respuestas ponderadas o segmentar tus datos.

En cierta medida, el que los encuestados completen una encuesta depende de su nivel de compromiso con esta. Cuanto más interesadas estén las personas en la encuesta, más tiempo y esfuerzo dedicarán a responderla. Dado que los miembros de Audience hacen contribuciones a organizaciones benéficas, muestran un gran interés por las encuestas que responden.

Una alternativa es hacer que todas las preguntas sean obligatorias e incluir opciones de respuesta como No sé o Prefiero no responder. El estudio de Décieux indicó que las preguntas obligatorias que incluían la opción No sé tuvieron como resultado un índice de abandono considerablemente menor en comparación con las preguntas que no tenían esta opción de respuesta (el 9 % frente al 35 %). Además, un porcentaje menor de encuestados informó haber respondido de manera menos honesta (el 13 % frente al 25 %).

Ahora que ya sabes los trucos para incluir preguntas obligatorias en las encuestas, ¡felicitaciones de nuevo! Siempre ten presente que entre más agradable sea la experiencia de tu encuesta, más contentos estarán tus encuestados y obtendrás datos de mejor calidad.