Preguntas de opción múltiple: todo lo que necesitas saber

Aprende cuándo y cómo usar el tipo de pregunta más popular

Las preguntas de opción múltiple son elementales para redactar encuestas.

Son versátiles, intuitivas y generan datos claros que son fáciles de analizar.

Como proporcionan una lista fija de opciones de respuesta, te brindan respuestas estructuradas y facilitan que los encuestados completen la encuesta.

No obstante, los datos que obtienes están limitados a las opciones que brindas.

Esto significa que si las opciones de respuesta no son integrales, te arriesgas a obtener resultados sesgados.

Si bien es posible que las preguntas de opción múltiple sean el tipo de pregunta más directo, comprender los diferentes tipos de estas preguntas y sus usos es más complejo.

Tipos de pregunta: respuestas simples frente a respuestas múltiples

Una de las diferencias básicas entre los tipos de preguntas de opción múltiple es si permiten a los encuestados elegir múltiples opciones de respuesta o solo una.

Las preguntas de respuesta simple, el tipo más común, solicitan a los encuestados elegir solo una opción de una lista predeterminada.

Este formato se destaca realmente en las preguntas binarias, las preguntas con valoración o las escalas nominales. Alguien puede estar de acuerdo o no con un enunciado, pero no puede elegir ambas opciones al mismo tiempo; puede posicionarse en un punto de una escala del índice Net Promoter Score℠ (NPS) de 10 puntos, pero no en varios; puede elegir el 7, pero no el 7 y el 9.

Las preguntas de opción múltiple de respuesta simple también son eficaces cuando solicitas a los encuestados que elijan su opción favorita o menos favorita de una lista predeterminada o cuando les solicitas que elijan la opción que más se acerca a su opinión.

Las preguntas de respuestas múltiples tienen una finalidad ligeramente diferente.

Si una pregunta de opción múltiple de respuesta simple es “¿Cuál es tu ingrediente de pizza favorito?”, una pregunta de opción múltiple de respuestas múltiples podría ser “¿Cuáles de los siguientes ingredientes de pizza te gustan?”. Aquí, los encuestados pueden marcar todas las opciones que deseen en lugar de verse obligados a elegir solo una.

MD-1348_MultipleChoice_graphic1.2_ es-419

Cuando redactas la encuesta, tú decides qué forma de pregunta es más adecuada.

Variaciones de la pregunta estándar de opción múltiple

Una vez que decidas si tu pregunta de opción múltiple tendrá una respuesta simple o respuestas múltiples, podrás decidir si quieres usar una de las muchas variedades de pregunta de opción múltiple.

Por ejemplo, si agregas una opción de respuesta “Otra” o un campo de comentarios, puedes compensar una desventaja común que surge al usar una pregunta de opción múltiple. Cuando ofreces a los encuestados una lista fija de opciones de respuesta, los obligas a seleccionar solo entre las opciones que brindas, lo cual puede sesgar tus resultados.

MD-1348_MultipleChoice_graphic2_ es-419

¿Y si no ofreces a alguien la opción de respuesta que realmente quiere dar? Esta persona podría terminar eligiendo una respuesta de la lista de opciones con la que no está de acuerdo, lo cual puede afectar la integridad de tus resultados.

Una manera de abordar este problema es ofrecer varias opciones de respuesta pero también brindarles a los encuestados la posibilidad de escribir su propia respuesta personalizada. Cuando redactes la encuesta, simplemente marca la casilla “Agregar una opción de respuesta ‘Otra’ o un campo para comentarios”, y los encuestados podrán usar estas opciones.

Podrás ver los comentarios escritos en la herramienta de análisis, pero tendrás que hacer trabajo adicional para separar cada respuesta escrita. Ten en cuenta que los encuestados deberían ver la opción “Otra” como último recurso. Si demasiadas personas escriben sus propias respuestas, podrás hacer menos comparaciones entre tus opciones de respuesta principales.

Las preguntas de escala de valoración muestran una escala con cualquier rango (de 0 a 10, de 1 a 5, de 0 a 100, etc.) y solicitan a los encuestados seleccionar el punto numérico de la escala que presenta mejor sus respuestas.

Para que los encuestados comprendan una escala de valoración, debes hacer explícita la relación entre los números de la escala y los conceptos que estos miden, ya sea en la pregunta o en la misma escala de valoración.

MD-1348_MultipleChoice_graphic3a_ es-419
MD-1348_MultipleChoice_graphic3b_ es-419

En los ejemplos anteriores se presentan distintas maneras de escribir el índice Net Promoter Score, la métrica de “probabilidad de recomendar” que se utiliza en cosas tan variadas como encuestas de investigación de mercado, encuestas de satisfacción del cliente y encuestas de compromiso de los empleados.

La escala Likert, o una similar, probablemente sea la escala de valoración más utilizada. La escala Likert tradicional solicita a los encuestados que identifiquen en qué medida están de acuerdo o no con un enunciado. Las escalas Likert son ideales para medir las actitudes o los comportamientos de los encuestados, en especial cuando estos están relacionados con temas confidenciales. A continuación veremos un ejemplo:

MD-1348_MultipleChoice_graphic4a_ es-419

Puedes variar las opciones de respuesta para que el enfoque de tu pregunta sea más o menos granular. Por ejemplo:

MD-1348_MultipleChoice_graphic4b_ es-419

Formatos alternativos de preguntas de opción múltiple

Preguntas matriz

Algunas veces, te conviene formular varias preguntas consecutivas que tengan las mismas opciones de respuesta.

Por ejemplo, considera una serie de preguntas de acuerdo/desacuerdo o una serie de preguntas de valoración en las que se solicita a los encuestados elegir un número del 1 a 10 para indicar cuán probable es que recomienden un producto a un amigo (muy parecido al índice NPS).

Si este es el caso de tu encuesta, considera utilizar una matriz. Aunque las preguntas de matriz simplifican el contenido de tu pregunta, las matrices muy largas pueden ser engorrosas para los encuestados, sobre todo para aquellos que responden desde dispositivos móviles. Los encuestados pueden abandonar las encuestas que son difíciles de completar, lo cual puede afectar tus tasas de finalización.

Si tu matriz es tan larga que los encuestados tienen que desplazarse continuamente hacia la derecha o hacia abajo, deberías dividir las preguntas o reducir la cantidad de opciones de respuesta que ofreces para que la encuesta sea más fácil de completar.

MD-1348_MultipleChoice_graphic5_ es-419

Preguntas desplegables

En lugar de mostrar todas las opciones de respuesta debajo de la pregunta, la pregunta desplegable ofrece a los encuestados una lista en la que pueden desplazarse para seleccionar su respuesta.

Las preguntas desplegables funcionan mejor con preguntas que tienen una larga lista de opciones de respuesta breves, como cuando se pregunta a un encuestado el estado en que reside o la fecha de nacimiento.

Sin embargo, deberían utilizarse con moderación. En el caso de la mayoría de las preguntas de opción múltiple, tener todas las opciones visibles al mismo tiempo ofrece contexto a los encuestados a medida que responden a la pregunta.

MD-1348_MultipleChoice_graphic6_ es-419
md-1348_multiplechoice_graphic6b_720_ es-419

Preguntas de ranking

Las preguntas de ranking permiten a los encuestados elegir el orden de las opciones de respuesta que mejor se adapta a sus opiniones.

Por ejemplo, solicitar a los encuestados que clasifiquen sus cinco ingredientes favoritos de pizza no solo te dice si a alguien le gusta el pepperoni, sino también cuánto le gusta en relación con otros sabores disponibles.

Si deseas capturar más información de la que puedes con preguntas simples de opción múltiple, entonces lo mejor sería que uses preguntas de ranking.

Las preguntas de ranking son más difíciles de analizar que las preguntas comunes de opción múltiple.

Te brindan una percepción de si al encuestado le gusta una opción de respuesta más que otra, pero no te dicen cuánto. Por lo tanto, a menos que estés específicamente interesado en las preferencias de los encuestados a nivel individual y no solo en promedio, las preguntas de ranking podrían agregar más complejidad de la necesaria a la encuesta.

MD-1348_MultipleChoice_graphic7_ es-419

Los beneficios de las preguntas de opción múltiple

Las preguntas de opción múltiple son el tipo de pregunta que más se usa en SurveyMonkey. Esto se debe no solo a que son el tipo de pregunta que la mayoría de las personas considera como "estándar", sino también a que ofrecen ventajas específicas que otros tipos de preguntas no ofrecen.

1. Son sencillas

Es mucho más fácil hacer clic en un botón que escribir una respuesta. Además, cuanto más accesible hagas tu encuesta, más respuestas completas recibirás.

Muchas veces te conviene solicitar explícitamente a los encuestados que elijan entre dos o más opciones: ¿Estás de acuerdo? ¿Sí o no? ¿Crees que deberíamos hacer más, deberíamos hacer menos o hacemos lo suficiente? En estos casos, es mejor ofrecer las opciones para que los encuestados elijan.

2. Brindan definiciones concretas de las opciones de respuesta

A menudo, escribirás preguntas de encuestas con una idea de cómo podrían responder los encuestados. En situaciones como esta, la opción múltiple generalmente es el mejor tipo de pregunta.

Digamos que solicitas a las personas que elijan a qué candidato político votarán. ¿Qué sucede si hay 20 candidatos entre los cuales elegir? Para los encuestados que ya saben a quién van a votar, no habrá problema. Para ellos será fácil responder esta pregunta.

Sin embargo, para la mayoría de las personas tener las opciones de respuesta disponibles enfrente será una gran ayuda. Y también te ayuda a ti. Clasificar las respuestas de las preguntas abiertas puede llevar mucho trabajo, pero analizar los datos de preguntas de respuestas cerradas es fácil.

Esta modalidad te facilitará el trabajo, ya que podrás analizar los resultados de tus encuestas sin tener que descartar respuestas con errores de ortografía o comentarios que no son serios. De esta manera, Mickey Mouse nunca aparecerá en tu lista de candidatos para el próximo presidente.

3. Te ayudan a guiar a los encuestados

Un beneficio de las preguntas de opción múltiple es que ofrecen a los encuestados contexto sobre cómo deberían responder. Proporcionar opciones de respuesta en un formato de opción múltiple indica cuán específicas o generales deseas que sean las respuestas de los encuestados.

Por ejemplo, ¿hace falta informar la fecha de nacimiento exacta (3 de enero de 1975) o alcanza con el año (1975)?

Las opciones de respuesta también pueden animar sutilmente a los encuestados a ofrecer más detalles de los que darían por sí mismos. Piensa en una escala Likert. Cuantas más opciones de respuesta ofrezcas, más capaces serán de cuantificar en qué medida están de acuerdo o no (por ejemplo, “De Acuerdo”, “Totalmente de acuerdo” o “Algo de acuerdo”).

Piensa detenidamente en tus preguntas de opción múltiple antes de enviar la encuesta, ya que las opciones de respuesta que ofrezcas determinarán las maneras en las que podrás usar los resultados. Por ejemplo, proporcionar una opción de respuesta “Otra” quizás sea conveniente, pero podría dificultar el análisis de los datos.

4. Se ven mejor en dispositivos móviles

La optimización móvil es un aspecto importante para tener en cuenta en el mundo actual de las encuestas. Aproximadamente, 3 de cada 10 personas que responden encuestas de SurveyMonkey en Estados Unidos lo hacen desde un teléfono inteligente o una tableta.

Con pantallas pequeñas y sin mouse ni teclado, los dispositivos móviles no son buenos medios para encuestas que usan cuadros de texto o requieren mucho desplazamiento. Hay casos en los que es necesario usar opciones de respuestas abiertas, pero, para las encuestas móviles, opta por opciones múltiples sencillas.

Asegúrate de leer los consejos más importantes de SurveyMonkey para la optimización de encuestas para dispositivos móviles antes de diseñar tu encuesta.

Las preguntas de opción múltiple constituyen la mayor parte de las preguntas de encuestas por un buen motivo. Son útiles en una amplia variedad de situaciones y son especialmente valiosas una vez que comprendes las sutilezas de cómo usar cada tipo.

NPS®, Net Promoter® y Net Promoter® Score son marcas comerciales registradas de Satmetrix Systems, Inc., Bain & Company y Fred Reichheld.

Ve cómo SurveyMonkey puede potenciar tu curiosidad