Pruebas de producto: cómo evaluar productos de forma eficaz

El 95 % de los lanzamientos de productos fracasa. Esto se debe a menudo a que una marca impulsa el lanzamiento sin detenerse a pensar si el producto es algo que las personas realmente quieren. Incluso los profesionales más experimentados en la toma de decisiones tienen dificultades para acertar si no cuentan con las opiniones de su público objetivo.

Ya sea que estés buscando la opción más segura o te preguntes si un concepto arriesgado puede valer la pena, una prueba de producto puede ayudarte a encontrar un concepto que cumpla tus objetivos y sea del agrado del público. Además, puedes medir los sentimientos de los clientes y hallar las ideas ganadoras entre un conjunto de diferentes ideas para tu producto.

¿Pero qué es la prueba de concepto o prueba de producto? La prueba de producto ofrece a quienes componen tu público objetivo una variedad de opciones y les solicita que proporcionen retroalimentación sobre cada una de ellas. Puedes comparar indicadores como la intención de compra, la calidad y el valor para descubrir qué conceptos de producto les gustan más a tus clientes.

Echemos un vistazo más detallado a los motivos por los cuales deberías evaluar los conceptos de tus productos, las formas en que puedes hacerlo de forma eficaz y así obtener retroalimentación precisa de tus encuestados.

¿Quieres comenzar a evaluar ideas para tu producto?
Dominarás cada paso del proceso de las pruebas de conceptos cuando leas nuestra guía definitiva sobre este tema.
Obtener la guía

La importancia de la prueba de concepto antes del lanzamiento de tu producto

Un gran producto puede recuperarse después de un lanzamiento no tan espectacular, pero si nadie quiere comprar dicho producto, ningún lanzamiento podrá salvarlo. Si pides a tu público objetivo que proporcione retroalimentación sobre los conceptos de tu producto antes lanzarlo al mercado, podrás identificar cuáles son las ideas que auguran un éxito desde el comienzo. De este modo, te asegurarás de invertir dinero y recursos en los proyectos indicados.

Cuando realizas una prueba de producto, obtienes cuatro grandes ventajas en el momento del lanzamiento:

  1. Es más fácil convencer a otros para que apoyen tu concepto de producto: La gente no puede oponerse a números concretos. Las pruebas demuestran cuáles son los productos que más tendrán éxito con tu público objetivo, lo cual te permite seleccionar a los claros ganadores y persuadir a otros para que respalden dichas decisiones.
  2. Sabes cuáles funciones (reales o potenciales) son geniales y cuáles necesitan mejoras: Puede que a tu público le haya encantado un producto, pero haya considerado que una variación más sencilla le resultaría más útil. O quizás le gustó un producto, pero tiene dudas sobre la privacidad.  Puedes usar toda esta información para combinar las mejores funciones de cada opción y agruparlas en un único y grandioso producto.
  3. Sabes dónde genera más impacto tu concepto de producto: Al filtrar tus respuestas, puedes observar cómo respondieron distintos grupos (edad, sexo, ubicación, etc.) a los conceptos de tus productos. Esta información te ayudará a ofrecer tu producto al mercado ideal.
  4. Las pruebas frecuentes te ayudan a reaccionar rápidamente ante un cambio: Al recopilar datos con frecuencia a través de una ágil investigación de mercado (encuestas enviadas regularmente a una muestra de tus consumidores objetivo), tu negocio puede tomar decisiones con sustento sin depender de datos ni percepciones provenientes de organizaciones externas. De esta manera, podrás reaccionar con mayor velocidad ante los cambios de tu mercado.

Cómo crear una prueba de producto exitosa

Ahora que sabes por qué es importante evaluar los conceptos de tus productos antes de decidirte por uno, estás en condiciones de crear tu encuesta . Para obtener resultados precisos y prácticos, sigue los cuatro pasos que se indican a continuación:

Los cuatro pasos necesarios para evaluar cualquier producto.

Elige los conceptos de producto que quieres evaluar

Si bien puedes evaluar cualquier concepto de producto que desees, lo mejor es seleccionar estímulos sobre los cuales ya tienes cierta seguridad de que funcionarán. ¿Qué puedes hacer para saberlo? ¡Pregunta a tus compañeros de trabajo y amigos! Para asegurarte de que los resultados de tu encuesta sean útiles, elige productos que se encuentren en una etapa similar de desarrollo. Si evalúas un producto terminado comparándolo con un producto que continúa en desarrollo, es evidente cuál será el ganador.

Si quieres que el proceso de prueba sea más manejable para ti y tus encuestados, limita la cantidad de estímulos en la encuesta. La cantidad máxima de estímulos que deberías incluir en la prueba depende de si tienes planeado usar un diseño de encuesta monádico o uno monádico secuencial.

Un diseño de encuesta monádico divide el conjunto de encuestados y ofrece a cada uno una encuesta donde se le solicita que proporcione retroalimentación sobre un único estímulo. Una vez que hayas obtenido suficientes respuestas sobre cada estímulo, podrás escoger un concepto ganador sumando la retroalimentación de todos los encuestados.

Entonces, si tienes un tamaño de la muestra de 500 encuestados, puedes preguntarles a 250 personas sobre una opción de producto y a las otras 250 personas sobre la otra opción.

Este diseño de encuesta te permite formular más preguntas sobre cada estímulo, con lo cual podrás averiguar más sobre cómo qué funciones gustan más y qué dificultades pueden presentarse en el futuro. Además, es más probable que tu cuestionario sea relativamente corto, lo cual es un beneficio para la calidad de los datos y el índice de finalización. Sin embargo, dado que solo presentarás un estímulo a cada encuestado, necesitarás enfocarte en un público más grande, lo que podría resultar costoso y quizás no tan fácil de lograr.

Un diseño de encuesta monádico secuencial ofrece a todos los encuestados la misma encuesta, la cual solicita retroalimentación sobre diversos estímulos. Una vez que hayas recopilado las respuestas de una cantidad estadísticamente significativa de encuestados, podrás seleccionar el concepto ganador analizando las reacciones más comunes a los estímulos.

En este tipo de encuesta, si tienes un tamaño de la muestra de 500 personas, consultarás a dichas 500 personas sobre ambas ideas de producto.

Así es como puede verse tu encuesta de prueba de producto si utilizas un diseño monádico secuencial.

Este tipo de diseño te permite enfocarte en un público más pequeño que en el caso del diseño monádico, lo cual hace que esta opción sea más rentable. Sin embargo, si quieres que tu encuesta tenga una longitud más manejable, no podrás formular tantas preguntas sobre cada estímulo, lo cual implica obtener menos percepciones sobre los detalles específicos de cada producto.

Obtén más información sobre las ventajas y desventajas de cada diseño y cómo crearlos en SurveyMonkey.

Decide qué indicadores quieres analizar

¿Qué hace que un producto sea bueno? Los indicadores que decidas medir te ayudarán a decidirte.

Las preguntas que formules en tu encuesta de prueba de producto pueden tener la especificidad que quieras. Si necesitas saber si a tu público le resulta útil una función determinada, por ejemplo, puedes preguntarle sobre qué tan innovadora, relevante y valiosa es dicha función. Te mostramos algunos indicadores clave que suelen incluirse en las encuestas:

  • Atracción: ¿Tu producto es atractivo para los clientes potenciales?
  • Credibilidad: ¿El mensaje de tu producto es creíble?
  • Innovación: ¿Tu producto es innovador?
  • Intención de compra: ¿Las personas quieren comprar tu producto?
  • Calidad: ¿Tu producto parece de alta calidad?
  • Relevancia: ¿Tu producto satisface las necesidades y deseos del público?
  • Originalidad: ¿Tu producto es diferente a los demás?
  • Valor: ¿Tu producto ofrece un buen valor?

El valor relativo de cada indicador que midas depende de tus objetivos para el producto. Si quieres que un producto se venda bien, es probable que la intención de compra sea el indicador más importante para ti. Si tu objetivo principal es incorporar clientes leales, es más probable que te enfoques en la calidad.

Te sugerimos utilizar la escala Likert para evaluar los indicadores. Esta escala es sencilla e intuitiva para los encuestados, ofrece opciones coherentes y te facilita el análisis de resultados. Si decides optar por esta escala, tus preguntas pueden seguir la fórmula “¿Qué tan (indicador a evaluar) es el producto?”, donde las opciones de respuesta se ubicarán entre “Extremadamente (indicador a evaluar)” y “Para nada (indicador a evaluar)”.

Por ejemplo, si vas a medir la innovación, podrías hacer la siguiente pregunta:

¿Qué tan innovador es el producto?

  1. Extremadamente innovador
  2. Muy innovador
  3. Algo innovador
  4. No muy innovador
  5. Para nada innovador

Sin embargo, a veces puede darse el caso de que no queda claro cuál es el concepto que más le gustó a un encuestado. Para resolver este problema, incluye al final de la encuesta una pregunta de respuesta obligatoria que pida a los encuestados que elijan su producto favorito de entre todas las opciones. Los resultados de esta pregunta también te ayudarán a ordenar la importancia de cada indicador según el interés general que mostraron los encuestados por tu producto. Por ejemplo, si los encuestados seleccionaron de forma constante el producto con el valor más alto como su favorito, puedes interpretar que el valor es un factor clave para tu mercado objetivo.

Además, puedes incluir preguntas calificadoras, de categoría y de aspectos demográficos en la encuesta. Estas preguntas te brindan más información sobre las personas de quienes obtienes opiniones y te permiten segmentar los resultados por grupos.

¿Quieres recibir ayuda de profesionales en investigación de mercado? ¿Buscas formas alternativas para mejorar tus habilidades?

¡Estos recursos pueden ser justo lo que estás buscando!

Guía definitiva sobre cómo realizar investigaciones de mercado: Este recurso tiene todo lo que necesitas para llevar a cabo investigaciones de mercado, desde la planificación hasta la puesta en práctica.

Plantilla de encuesta de prueba de producto: Esta plantilla de encuesta verificada por expertos puede ayudarte a pensar en más preguntas. Además, puedes usarla y editarla para que se ajuste a tus necesidades.

SurveyMonkey Audience: Nuestro panel mundial de consumidores te permitirá encuestar a personas en más de 100 países.

Servicios de investigación de mercado: Desde consultorías para encuestas hasta capacitaciones de equipos, nuestros expertos garantizarán que tu investigación en SurveyMonkey Audience marche sobre ruedas.

Haz que tu público objetivo evalúe las opciones

Tu público objetivo puede ayudarte a decidir qué conceptos de producto merecen la pena y cuáles deberían ser descartados. Existen dos maneras de obtener opiniones de este grupo de personas:

  • Un grupo focal te permite recopilar opiniones en profundidad sobre una variedad de preguntas diferentes. Sin embargo, organizar este tipo de estudio puede ser costoso e incluso es posible que no puedas recopilar las opiniones de una muestra representativa de tu público objetivo.
  • SurveyMonkey Audience es un panel de investigación de mercado que te permitirá enfocarte en las personas a las cuales quieras llegar para recopilar sus opiniones en cuestión de minutos. Audience es más rentable que un grupo focal, pero no ofrece datos profundos.

Encuentra el concepto ganador mediante herramientas de análisis

Una vez que hayas recopilado respuestas, podrás comparar los conceptos de tu producto. Puedes usar las 2 puntuaciones más altas para que tus datos sean más claros y tus hallazgos más evidentes. Se agruparán las respuestas positivas y negativas a cada pregunta en un único porcentaje, lo cual resulta más fácil de comparar.

Además, necesitas analizar las respuestas abiertas. Para eso, nuestra función de nube de palabras te ayudará a entenderlas con mayor facilidad.

La nube de palabras de un producto en particular.

De qué manera la prueba de producto es parte del ciclo de vida del producto

La prueba de producto pertenece a las etapas de desarrollo y crecimiento del ciclo de vida del producto, ya que son los momentos en los que evalúas nuevas ideas y agregas nuevo inventario.

Todas las fases del ciclo de vida del producto.

Durante la etapa de desarrollo, probablemente buscarás retroalimentación general que te permita tomar decisiones significativas sobre tus productos. Este es el momento de pedir a los encuestados que elijan entre varios conceptos de productos muy diferentes, por ejemplo. Dado que aquí todo lo vinculado a tu marca es una novedad, es el mejor momento para recibir comentarios generales y amplios y dar dirección a tus productos.

Durante la etapa de crecimiento, es probable que busques retroalimentación más matizada sobre los conceptos de tus productos. Aquí tienes que formular preguntas más enfocadas sobre nuevas funciones del producto o mostrarles alternativas a los productos actuales, por ejemplo. Además, es el momento de pensar en cómo obtener muestras de tus clientes leales para averiguar si están de acuerdo con tus nuevas ideas.

Consejos para llevar a cabo pruebas de producto precisas

Si sigues las prácticas recomendadas, puedes obtener una mejor retroalimentación de tus encuestados. Te mostramos cinco aspectos que tener en cuenta:

  1. Sé constante en la forma en que haces preguntas sobre los indicadores en los estímulos: Pregunta las mismas preguntas sobre cada concepto de producto para que puedas comparar cada opción de manera precisa.
  2. Proporciona imágenes de alta resolución de tus prototipos o representaciones de productos: Si los encuestados no pueden ver bien el producto, es probable que no puedan ofrecerte una buena retroalimentación.
  3. Obtén opiniones de un conjunto de muestra estadísticamente significativo: Averigua cómo establecer si tu conjunto de muestra es lo suficientemente grande. Para asegurarte de llegar a la cantidad suficiente de personas en tu público objetivo, evalúa la posibilidad de usar nuestro panel.
  4. Establece un límite para la cantidad de preguntas que formulas en la encuesta: Te recomendamos no realizar más de 30 preguntas por prueba de concepto de producto. Mientras más preguntas utilices, mayor será la probabilidad de que los encuestados se detengan menos en pensar en cada una de sus respuestas o incluso abandonen directamente la encuesta.
  5. Compara tus resultados con un producto que ya exista: Si quieres construir tu producto a partir de uno ya existente, incluye dicho producto en la encuesta. Los resultados te ayudarán a decidir si tu nuevo concepto puede competir con tu producto original o los productos de la competencia.

¡Listo! Ahora sabes por qué evaluar tus productos es importante y cómo llevar adelante tu propia prueba, e incluso puedes poner en práctica algunos trucos útiles. Llegó el momento de crear tu propia encuesta de prueba de producto.

Ve cómo SurveyMonkey puede impulsar tu curiosidad