Los 3 tipos de investigación de encuestas y cuándo usarlos

La mayoría de las investigaciones pueden clasificarse en tres categorías diferentes: exploratoria, descriptiva y causal. Cada una tiene un propósito diferente y solo puede utilizarse de determinadas formas.

En el mundo de las encuestas en línea, el dominio de las tres puede brindar percepciones más claras e información de mayor calidad. Repasemos rápidamente los tres tipos de investigación y cómo se integran en un plan de investigación.

Investigación exploratoria

La investigación exploratoria es un parte importante de cualquier estrategia comercial o de marketing. Se centra en el descubrimiento de ideas y percepciones en lugar de recopilar datos estadísticos precisos. Por este motivo, la investigación exploratoria es ideal como primer paso en un plan global de investigación. Se usa comúnmente para definir con mayor profundidad los problemas de una empresa, las áreas de crecimiento potencial, las medidas alternativas que se pueden tomar y para priorizar las áreas que requieren investigación estadística.

¿Buscas al público adecuado para poner a prueba tus ideas? SurveyMonkey Audience te permite armar el panel deseado de destinatarios que te brindará los comentarios que necesitas para tomar las decisiones correctas.

Cuando se trata de encuestas en línea, las preguntas abiertas son la forma más común de investigación exploratoria. Piensa en las preguntas exploratorias de tu encuesta como un medio para expandir tu entendimiento de las personas a las que estás encuestando. Es probable que no puedas medir las respuestas de texto de forma estadística, pero estas te proporcionan información de mayor calidad que puede llevarte a descubrir nuevas iniciativas o problemas que deben abordarse.

Investigación descriptiva

La investigación descriptiva abarca la mayor parte de las encuestas en línea y se considera concluyente dada su naturaleza cuantitativa. A diferencia de la investigación exploratoria, la investigación descriptiva se planea previamente y tiene un diseño estructurado para que la información recopilada pueda atribuirse estadísticamente a una población.

El principal objetivo detrás del uso de este tipo de investigación es definir con mayor precisión la opinión, la actitud o el comportamiento de un grupo de personas sobre un tema dado. Pensemos, por ejemplo, en un tipo de pregunta que usamos de forma regular: la pregunta de opción múltiple. Como existen categorías predefinidas entre las cuales el encuestado debe elegir, se considera investigación descriptiva. Estas preguntas no proporcionarán percepciones únicas sobre los problemas como lo haría la investigación exploratoria. En cambio, agrupar las respuestas en opciones predeterminadas brindará datos que pueden deducirse a partir de estadísticas. Esto te permite medir la importancia de los datos de la población general que estás estudiando, así como los cambios en las opiniones, las actitudes y los comportamientos de los encuestados a medida que pasa el tiempo.

Investigación causal

Al igual que la investigación descriptiva, la investigación causal es de naturaleza cuantitativa, está previamente planeada y tiene un diseño estructurado. Por este motivo, también se considera investigación concluyente. La investigación causal se diferencia por su intención de explicar la relación de causa y efecto entre variables. Esto se opone al estilo observacional de la investigación descriptiva, debido a que intenta descifrar si una relación es causal por medio de la experimentación. La investigación causal tiene dos objetivos:

  1. Entender qué variables son la causa y qué variables son el efecto.
  2. Determinar la naturaleza de la relación entre las variables causales y el efecto que se predirá.

Por ejemplo, el dueño de una marca de cereales quiere saber si tendrá más ventas con el nuevo diseño de la caja de cereales. En lugar de realizar una investigación descriptiva preguntando a las personas si hay mayor probabilidad de que compren el cereal en su nueva caja, hará un experimento en dos tiendas distintas. Una tienda venderá el cereal en su caja original y la otra en la caja nueva. Luego medirá la diferencia que se produjo en las ventas en función del paquete de cereal teniendo la precaución de evitar cualquier opinión que pudiera producir un sesgo. ¿El nuevo paquete tuvo algún efecto sobre las ventas? ¿Cuál?

¿Tu sentido de la investigación está alerta?

Recuerda: no importa si estás haciendo investigación interna o externa, o si el objetivo final de tu proyecto es mejorar la imagen de tu negocio, aumentar las ventas de un producto o comenzar una iniciativa con el pie derecho. Encontrar el equilibrio entre la investigación exploratoria, descriptiva y causal será un factor clave para lograr tus objetivos.

Ve cómo SurveyMonkey puede impulsar tu curiosidad