Cómo usar 6 gráficas básicas para crear informes eficaces

Comunicar los resultados de un estudio a tus colegas, gerentes y clientes de un modo que sea tanto profesional como fácil de entender es una habilidad crucial para cualquier investigador.

Muchos estudios con resultados extraordinarios no se utilizan o se hacen a un lado porque el informe es confuso. En un informe, las gráficas ayudan muchísimo a ilustrar los hallazgos de manera clara y concisa.

El principal desafío al utilizar gráficas es seleccionar el tipo correcto entre la gran variedad disponible. Muchas personas no comprenden los puntos fuertes y débiles de cada tipo de gráfica y deciden de manera improvisada utilizar la gráfica que luzca más bonita o bien se quedan en su zona de confort sobrecargando el informe con gráficas circulares o de barras verticales. Es importante que los investigadores utilicen las gráficas más eficaces para mostrar los resultados de los datos. Este artículo abordará las seis gráficas básicas y cómo implementarlas correctamente en los informes. ¡Comencemos!

Aprende cómo crear gráficas personalizadas y tablas de datos a partir de los resultados de tu encuesta hoy mismo.

1) Gráficas de barras verticales

Las gráficas de barras verticales son ideales para comparar promedios o porcentajes de entre 2 y 7 grupos diferentes. Como puedes ver, cada barra se separa con un espacio en blanco. Por este motivo, el eje X debe basarse en una escala que tenga categorías mutuamente excluyentes (como preguntas de opción múltiple o con casillas de verificación). Un histograma es más apropiado para categorías que se basan en una escala continua, pero analizaremos este tipo de gráfica más adelante. En la anterior gráfica de barras verticales, los encuestados solo podían seleccionar una opción sobre la frecuencia con la que consumían dulces (diario, semanal...), así como indicar el nivel de felicidad que les producía.

2) Gráficas de barras horizontales

La gráfica de barras horizontales se utiliza para comparar el promedio o los porcentajes de 8 o más grupos diferentes. Al igual que la gráfica de barras verticales, la gráfica de barras horizontales solo debe usarse al comparar categorías que son mutuamente excluyentes. En esta gráfica, se midieron más de 7 categorías de dulces de forma independiente y luego se compararon entre sí.

3) Gráficas circulares

Las gráficas circulares son perfectas para ilustrar el desglose de una muestra en una sola dimensión. En otras palabras, cuando quieres mostrar diferencias entre grupos basados en una variable es mejor usar gráficas circulares. En el ejemplo anterior, desglosamos el grupo de la muestra en diferentes grupos de edades para mostrar la relevancia de la edad en las ventas de algodón de azúcar. Es importante recordar que las gráficas circulares solo deben usarse con un grupo de categorías que se combinan para conformar un total.

4) Gráficas de líneas

Las gráficas de líneas se utilizan para ilustrar tendencias con el paso del tiempo. Esto se hace con frecuencia para medir la progresión a largo plazo de las ventas o de cualquier otra estadística empírica importante para los negocios o las organizaciones. También pueden usarse para comparar dos variables distintas conforme avanza el tiempo. En nuestro ejemplo, vemos cómo una mayor financiación gubernamental en estilos de vida saludables se correlaciona con las ventas de dulces en un periodo de 5 años.

5) Diagramas de dispersión

Los diagramas de dispersión se utilizan para mostrar cómo diferentes objetos se ubican alrededor de un promedio en función de 2 a 3 dimensiones. Esto permite realizar comparaciones rápidas y sencillas entre variables que compiten. En la anterior gráfica, podemos ver que cada dulce se compara con otro con base en su costo de producción y precio de venta. Como observador, uno puede consultar rápidamente la diferencia entre dos objetos o su relación con el promedio, que se muestra como un cuadrado grande en la gráfica.

6) Histograma

Al igual que las gráficas circulares, los histogramas desglosan la distribución de la muestra en una sola dimensión. La diferencia real entre los histogramas y otros tipos de gráficas es que los histogramas son ideales para ilustrar distribuciones de muestras en dimensiones medidas con intervalos discretos. A diferencia de las gráficas de barras horizontales y verticales, el eje X no se divide en categorías mutuamente excluyentes. En nuestro ejemplo, el histograma indica cuántos encuestados están comprendidos en cada rango de dulces consumidos por semana. El eje X es una escala continua, mientras que cada barra está comprendida dentro de un rango de cinco unidades, o dulces, en esa escala.

El poder de las gráficas

Aprender a usar estos 6 tipos de gráficas eficazmente hará que tus informes sean claros y profesionales. Si bien hay tipos de gráficas mucho más complejos para mostrar los resultados de los datos, los que analizamos en este artículo son los más comunes y universalmente conocidos. Los tipos de gráficas más complejos probablemente confundan a los receptores de la información en lugar de impresionarlos. Es por esto que muchos sostienen que aprovechar el potencial completo de estas populares gráficas es mucho más útil. Así que experimenta con estas gráficas y lleva tus informes al próximo nivel de excelencia.

Ve cómo SurveyMonkey puede impulsar tu curiosidad