Diferencia entre la investigación cuantitativa y la investigación cualitativa

Conoce la diferencia entre los datos cualitativos y los datos cuantitativos.

Crea una encuesta hoy mismo

La investigación cuantitativa y la investigación cualitativa son métodos complementarios que puedes combinar en tus encuestas a fin de obtener resultados representativos y detallados.

En pocas palabras, los datos cuantitativos te proporcionan las cifras que demuestran los puntos generales de tu investigación. Mientras que los datos cualitativos te brindan la información detallada que necesitas para comprender sus consecuencias.

Para obtener los mejores resultados en tu encuesta a partir de la implementación de estos métodos, es importante que entiendas la diferencia entre ellos. Echemos un vistazo.

¿Cuál es la diferencia entre la investigación cuantitativa y la investigación cualitativa?

Definición de investigación cuantitativa

  • Los datos cuantitativos están diseñados para recopilar información objetiva, como cifras. Estos datos son estructurados y estadísticos. Brindan el respaldo necesario para llegar a conclusiones generales a partir de la investigación.

Definición de investigación cualitativa

  • Los datos cualitativos recopilan información que tiene como objetivo describir un aspecto, en lugar de medirlo. Estos están compuestos de impresiones, opiniones y perspectivas. Una encuesta cualitativa es menos estructurada, ya que busca profundizar en el tema para obtener información sobre las motivaciones, los pensamientos y las actitudes de las personas. Aunque estos datos aportan un conocimiento profundo a partir de las preguntas de investigación, sus resultados son más difíciles de analizar.

Cuándo realizar investigación cualitativa y cuándo cuantitativa

Los datos cuantitativos pueden ayudarte a observar el panorama general. Mientras que los datos cualitativos brindan información detallada y aportan una voz personal a los resultados de tu encuesta.

Veamos cómo puedes usar cada método en tu proyecto de investigación.

  • Para formular hipótesis: La investigación cualitativa te ayuda a recopilar información detallada sobre un tema en particular. Puedes utilizarla para iniciar tu investigación y descubrir los problemas o las oportunidades que las personas observan. Esas ideas pueden convertirse en hipótesis que se pueden verificar mediante una investigación cuantitativa.
  • Para verificar hipótesis: La investigación cuantitativa te proporcionará cifras que puedes emplear en un análisis estadístico a fin de validar tus hipótesis. ¿El problema era real o solo la percepción de una persona? Los datos obtenidos te permitirán tomar decisiones de acuerdo con las observaciones objetivas que construyas a partir de ellos.
  • Para obtener respuestas generales: La investigación cuantitativa generalmente reúne a muchos más sujetos que la investigación cualitativa porque es más fácil responder una encuesta de opción múltiple que una serie de entrevistas o grupos focales. Por lo tanto, esta puede ayudarte a responder de forma definitiva preguntas generales como: ¿Las personas te prefieren a ti o a la competencia?, ¿cuáles son los servicios más importantes que brinda tu empresa? o ¿qué publicidad es más atractiva?
  • Para incorporar el elemento personal: La investigación cualitativa, además, puede ayudarte durante las últimas etapas de tu proyecto. Los comentarios que obtengas a partir de las preguntas abiertas pueden aportar una voz a las cifras y tendencias objetivas de tus resultados. Muchas veces, escuchar la forma en que los clientes describen la empresa ayuda a descubrir puntos que pasaste por alto. Los datos cualitativos te ofrecerán esa oportunidad.

Cómo equilibrar la investigación cualitativa y la cuantitativa

Estos métodos de investigación no se contraponen. Por el contrario, se complementan. En un mundo en que se mueve una gran cantidad de datos a cada momento, puedes contar con estadísticas y cifras que pueden conformar la sólida base sobre la cual puedes fundamentar tus decisiones. Sin embargo, esta base está incompleta sin la información que aportan las personas reales y que le da un sentido a las cifras.

Entonces, ¿de qué manera puedes combinar estos dos tipos de investigación? La investigación cualitativa casi siempre constituye el punto de partida cuando deseas descubrir nuevos problemas y oportunidades que te ayuden a llevar a cabo investigaciones más minuciosas en el futuro. Los datos cuantitativos proporcionan mediciones que confirman la existencia de cada problema u oportunidad, y te ayudan a entenderlos.

¿Necesitas un ejemplo? Digamos que organizas un congreso y deseas conocer los comentarios de los asistentes. Probablemente puedas medir varios aspectos a partir de una investigación cuantitativa, como el índice de asistencia, la satisfacción general de los asistentes, la calidad de los oradores, el valor de la información proporcionada, etc. Todas estas preguntas pueden hacerse de modo cuantificable por medio de respuestas cerradas.

No obstante, es probable que, al mismo tiempo, desees proporcionar algunas preguntas abiertas de investigación cualitativa para conocer ciertas cuestiones que podrías no haber tomado en cuenta. Podrías hacer preguntas como:

  • ¿Qué es lo que más te agradó del congreso?
  • ¿Cómo podríamos mejorar tu experiencia?
  • ¿Tienes algún comentario sobre el congreso que crees que deberíamos considerar?

Si al revisar las respuestas, descubres temas en común, puedes investigarlos a profundidad, hacer cambios para tu siguiente evento y asegurarte de agregar preguntas cuantitativas sobre estos temas después del siguiente congreso.

Por ejemplo, imaginemos que varios asistentes responden que lo que menos les gustó del congreso fue lo difícil que les resultó acceder a la ubicación. La próxima vez, tu encuesta podría hacer preguntas cuantitativas sobre qué tan satisfechas estuvieron las personas con la ubicación o dejar que los encuestados elijan de una lista de sitios potenciales el lugar que preferirían para que el congreso se llevara a cabo.

Preguntas abiertas en comparación con las preguntas cerradas: Una buena manera de reconocer cuándo cambiar de método es observar las preguntas abiertas y preguntarte por qué las usas.

Por ejemplo, si preguntas “¿Qué opinas sobre los precios de nuestros helados?”, las personas darían su opinión y probablemente obtendrías respuestas que no habías contemplado.

Si eso no es lo que te interesa obtener, entonces deberías considerar usar preguntas cuyas respuestas sean fáciles de cuantificar. Por ejemplo:

Con relación a la competencia, ¿crees que los precios de nuestros helados son…?

  • Más elevados
  • Más o menos los mismos
  • Más bajos

Este tipo de pregunta ofrecerá opciones claras a los encuestados y, a cambio, te proporcionará datos congruentes fáciles de analizar.

Cómo obtener datos cualitativos

Existen muchos métodos que puedes emplear para llevar a cabo una investigación cualitativa que te brinde información detallada sobre el asunto de tu interés.

  • Entrevistas: Conversaciones personales que profundizan el tema en cuestión.
  • Estudios de caso: Recopilación de historias de los clientes a partir de entrevistas detalladas.
  • Opiniones de expertos: Información de gran calidad obtenida de fuentes bien informadas.
  • Grupos focales: Conversaciones personales o en línea con grupos pequeños para conocer sus opiniones sobre un producto o tema.
  • Preguntas abiertas de encuesta: La encuesta ofrece un cuadro de texto donde el encuestado puede expresar con libertad lo que opina sobre el asunto en cuestión.
  • Investigación observacional: Observación de personas durante el desarrollo normal de sus rutinas para, por ejemplo, entender cómo interactúan con un producto.

No obstante, el método de investigación abierto no siempre ofrece los resultados más exactos a las preguntas más importantes que puedas tener. Esto dificulta el análisis de los resultados debido a que las personas emplean diferentes palabras y frases para describir sus puntos de vista, y es probable que incluso terminen hablando de temas no relacionados si encuentran un espacio en el cual divagar.

En algunos casos, podría resultar más eficaz que emplearas únicamente preguntas cuantitativas.

¿Por qué deberías recopilar datos cuantitativos?

Las preguntas de encuesta de tipo cualitativas pueden ser demasiado imprecisas: Para evitar confundir a los encuestados, deberías intentar excluir preguntas como “¿Qué opinas acerca de nuestro servicio de Internet?”. En cambio, podrías hacer una pregunta cerrada y de tipo cuantitativa como se indica a continuación.

El servicio de Internet es confiable:

  • Siempre
  • Gran parte del tiempo
  • Casi la mitad del tiempo
  • De vez en cuando
  • Nunca

Responder preguntas cualitativas lleva más tiempo: Los encuestados no siempre tienen la paciencia suficiente para reflexionar sobre las preguntas que les hacen y escribir respuestas extensas que expresen sus opiniones con precisión. Resulta mucho más rápido seleccionar una respuesta de una lista de opciones en un cuestionario. Usar preguntas cuantitativas te permitirá incluir una cantidad mayor de preguntas en tu encuesta y, en consecuencia, obtener más respuestas.

Las respuestas a las preguntas cuantitativas en una encuesta son más fáciles de medir: Incluso, en los cuestionarios de preguntas cerradas, puedes asignar un valor numérico a las respuestas con palabras a fin de facilitar su conversión posterior en indicadores y gráficas. Esto significa que la calidad general de los datos será mayor. Y cabe destacar que los datos más precisos permiten tomar las mejores decisiones.

Ejemplos de cómo usar las preguntas cualitativas y cuantitativas

Nuestra plantilla de la encuesta de satisfacción del cliente incluye algunos buenos ejemplos de cómo las preguntas cuantitativas y cualitativas pueden combinarse para ofrecerte un panorama completo del estado de tu empresa.

Preguntas cuantitativas:

¿Hace cuánto tiempo que eres cliente de nuestra empresa?

  • Esta es mi primera compra
  • Menos de seis meses
  • Entre seis meses y un año
  • Entre uno y dos años
  • Tres o más años
  • Aún no he hecho una compra.

¿Qué probabilidad hay de que vuelvas a comprar uno de nuestros productos?

  • Altamente probable
  • Muy probable
  • Algo probable
  • Poco probable
  • Para nada probable

Pregunta de seguimiento cualitativa:

¿Tienes algún comentario, pregunta o inquietud?

A continuación, incluimos otro ejemplo de nuestra encuesta sobre el compromiso de los empleados.

Preguntas cuantitativas:

Cuando cometes un error, ¿con qué frecuencia tu supervisor responde de manera constructiva?

  • Siempre
  • Gran parte del tiempo
  • Casi la mitad del tiempo
  • De vez en cuando
  • Nunca

Pregunta cualitativa:

¿Qué necesita hacer tu supervisor para mejorar su desempeño?

 

 

Ahora que conoces las definiciones de datos cuantitativos y cualitativos, al igual que las diferencias entre ambos métodos de investigación, puedes entender mejor cómo utilizarlos de manera conjunta. Puedes emplearlos en tu siguiente proyecto usando una de nuestras plantillas de encuesta creadas por expertos.

Contamos con plantillas para todo tipo de preguntas. Echa un vistazo a nuestra biblioteca de plantillas de encuesta diseñadas por expertos.

También te puede interesar:

Plantillas de encuestas de satisfacción de los clientes

¿Quieres saber qué opinan tus clientes sobre ti? Las encuestas de satisfacción del cliente pueden ayudarte a descubrir qué piensan las personas acerca de tu empresa, obtener comentarios sobre el servicio al cliente y mucho más.

Visita la página

Plantilla de encuesta sobre el compromiso de los empleados

Cuando escuchas a tu personal, puedes tomar decisiones que contribuyan a un lugar de trabajo más agradable. Descubre cómo se sienten realmente tus empleados en sus puestos de trabajo. Obtén los comentarios que necesites para mantenerlos contentos.

Visita la página

Plantilla para encuestas de planificación de eventos

Organizar un evento es un trabajo complicado. ¿Quién asistirá? ¿Cuál es su programa? Las encuestas de eventos pueden ayudarte a aclarar la situación. Una vez que se haya llevado a cabo, obtén comentarios después del evento para hacerlo aún mejor la próxima vez.

Visita la página

Mira por qué millones de personas confían en SurveyMonkey.

Encuestas ilimitadas

Envía todas las encuestas y los tests que quieras, ¡incluso con los planes gratuitos!

Respuestas rápidas

Fácilmente crea y envía encuestas profesionales. Obtén resultados confiables rápidamente.

Aprobadas por los expertos

Obtén acceso a las preguntas y plantillas aprobadas por nuestros científicos en encuestas.

Resultados en tiempo real

Revisa los resultados sobre la marcha desde cualquier dispositivo. Identifica las tendencias a medida que lleguen los datos.

Ideas innovadoras

Obtén sugerencias y nuevas percepciones con las respuestas a tus encuestas.

Datos prácticos

Extrae percepciones de tus datos y compártelas con tu equipo.