Encuestas sobre actitudes éticas

Mejora la ética en el trabajo, en cuestiones relacionadas con la investigación y otros ámbitos

Entender las actitudes éticas de las personas en tu trabajo (y las de las personas a las que les brindas servicio) te facilita tomar decisiones.

Si haces negocios a nivel global, ¿es correcto aceptar el obsequio de un cliente? Como médico, ¿es correcto hablar sobre el caso de un adulto joven con sus padres? Como docente, ¿cuándo debes llamar a las autoridades en nombre de un alumno?

Sin importar las actitudes que intentes entender, las encuestas online pueden ser útiles. Comienza con una plantilla creada por nuestros expertos o crea tu propia encuesta personalizada. SurveyMonkey puede ayudarte a recopilar respuestas y también a analizar los resultados. Es fácil y puedes comenzar gratis.

Estas son 4 sugerencias rápidas para redactar preguntas éticas y aumentar el índice de respuestas

Te ofrecemos guías sobre cómo hacer buenas preguntas y sobre cómo crear y aplicar encuestas. ¡Consúltalas! Mientras tanto, prueba estos consejos para alentar a los encuestados a a responder.

  1. Haz que las respuestas sean anónimas: Muchas personas dudan ofrecer opiniones o comentarios sobre temas confidenciales. Considera la opción de hacer que las respuestas sean anónimas y asegúrate de que los encuestados lo sepan.
  2. Explica la finalidad de la encuesta: Aclara el objetivo de tu encuesta con una breve introducción. Informa a los encuestados cómo utilizarás la información. Por ejemplo: “Queremos saber más sobre quienes trabajarán con nuestros clientes para poder seleccionar a la persona indicada para cada proyecto”.
  3. Haz que tu encuesta sea lo más accesible posible: Llega a la mayor cantidad de personas para obtener percepciones sobre dilemas éticos comunes. Puedes acceder a todos nuestros diseños de encuesta estándar (conforme a los parámetros de la Sección 508 de Estados Unidos) y enviarlos por internet de diversas formas o incluso por teléfono.
  4. Haz una prueba preliminar de tu encuesta: Realiza una prueba piloto de la encuesta con algunos miembros del público objetivo. Podrías descubrir problemas de coherencia o interpretaciones imprevistas de las preguntas.

Ve cómo SurveyMonkey puede impulsar tu curiosidad