Investigación descriptiva: definir a los encuestados y sacar conclusiones

¿Qué es la investigación descriptiva?

A diferencia de la investigación exploratoria, es de naturaleza concluyente. Esto quiere decir que la investigación descriptiva reúne información cuantificable que puede usarse para hacer inferencias estadísticas de tu público objetivo a través del análisis de los datos. Como consecuencia, este tipo de investigación se realiza a través de preguntas cerradas, lo que limita la capacidad de brindar percepciones únicas. Sin embargo, cuando se usa adecuadamente, puede ayudar a una organización a definir y medir con mayor precisión la importancia de algún aspecto de un grupo de encuestados y la población a la que representan.

Cuando se trata de encuestas en línea, la investigación descriptiva es de lejos el tipo de investigación más usado. A menudo, las organizaciones la usan como una forma de revelar y medir la firmeza de las opiniones, actitudes o comportamientos de un grupo objetivo respecto a un tema específico. No obstante, otro uso común de la investigación descriptiva es el sondeo de características demográficas en un grupo determinado (edad, ingresos, estado civil, sexo, etc.). Esta información luego puede estudiarse para medir las tendencias conforme pasa el tiempo o para realizar análisis de datos más avanzados, como hacer correlaciones, segmentación, establecer puntos de referencia y otras técnicas estadísticas.

¿Cómo puedo hacer para usar la investigación descriptiva de forma eficaz?

La clave para llevar a cabo cualquier tipo de investigación es obtener únicamente información valiosa. En el caso de las encuestas en línea, tus datos recopilados deben permitirte tomar medidas con respecto a un problema en particular o una oportunidad que se presente a tu organización. Por este motivo, es esencial determinar los objetivos de la investigación antes de empezar el diseño de la encuesta. Los objetivos de la investigación indican exactamente lo que quieres descubrir a fin de tomar decisiones informadas sobre los problemas a los que se enfrenta tu organización. Por ejemplo, supongamos que los creadores de un sitio web quieren recopilar comentarios de sus visitantes. Podrían dividir los objetivos de su investigación con base en los diferentes aspectos del sitio, como la navegación, la calidad de la información y la estética. Al tener objetivos de investigación bien definidos, podrás crear un cuestionario con el cual obtener percepciones relevantes que te brindarán una dirección clara para tomar decisiones.

El próximo paso para una investigación descriptiva eficaz es garantizar la precisión de los resultados. Esto se logra limitando el sesgo y los errores en el diseño de la encuesta y el método de investigación. En las encuestas con muestra, los errores son inevitables. Dicho esto, es importante controlar el margen de error y los niveles de confianza mediante la obtención de un tamaño adecuado para la muestra de la encuesta.

¿Necesitas un público para realizar tu investigación descriptiva? Averigua cómo SurveyMonkey Audience puede ayudarte a reunir el conjunto apropiado de contactos para tu encuesta.

3 maneras de implementar la investigación descriptiva para beneficiar a tu organización

Las diversas formas en que las organizaciones utilizan la investigación descriptiva es prácticamente infinita. Ya sabemos que es fundamental comenzar la etapa del diseño de la encuesta con objetivos de investigación definidos, pero ¿cómo sabemos si nuestro plan de investigación proporcionará información útil? Para comprender lo que tus objetivos de encuesta deben tener en cuenta, echemos un vistazo a las tres formas principales en que las organizaciones usan la investigación descriptiva en la actualidad:

1. Definir una característica de tus encuestados:

Todas las preguntas cerradas apuntan a definir con mayor precisión una característica de tus encuestados. Esto podría incluir comprender rasgos o comportamientos, por ejemplo, cuando pides a los encuestados que señalen el rango de edad en el que se encuentran o que mencionen cuántas horas pasan en Internet a la semana. También pueden usarse para preguntarles sobre sus opiniones o actitudes; por ejemplo: qué tan satisfechos se sintieron con un producto o qué tan de acuerdo o en desacuerdo están respecto de un programa político.

En síntesis, una organización puede usar toda esta información para tomar mejores decisiones. Por ejemplo, una tienda minorista que descubre que la mayoría de sus clientes busca artículos de venta en línea antes de visitar la tienda puede obtener percepciones sobre los aspectos en los que debe enfocarse el equipo de publicidad.

2. Medir las tendencias de tus datos:

Gracias a las capacidades estadísticas de la investigación descriptiva, las organizaciones pueden medir las tendencias con el paso del tiempo. Piensa en una encuesta en la que se pide a los clientes que califiquen su nivel de satisfacción respecto a un hotel en una escala de 0 a 10. El valor resultante por sí mismo es mayormente arbitrario: ¿qué quiere decir una puntuación promedio de 8.3? Sin embargo, si la administración del hotel implementa cambios para satisfacer mejor las necesidades de sus clientes, luego puede realizar la misma encuesta y ver si la nueva puntuación promedio ha subido o bajado. Esto le permite al hotel medir de forma eficaz el progreso que está haciendo en lo que respecta a la satisfacción del cliente conforme pasa el tiempo, así como medir los efectos de las nuevas iniciativas y procesos.

3. Comparación de grupos y problemas:

Las organizaciones también usan investigación descriptiva para realizar comparaciones entre grupos de encuestados. Por ejemplo, una empresa que vende champú crea una encuesta en la que hace varias preguntas al público general para medir su actitud frente a los productos, la publicidad y la imagen de la empresa. En la misma encuesta, podría hacer varias preguntas demográficas como las que piden edad, sexo, ingresos, etc.

Luego, la empresa podrá analizar los datos para comparar los diferentes grupos de personas y sus actitudes. Por ejemplo, la empresa puede identificar estadísticamente la diferencia de opiniones entre los distintos sexos y edades. Quizá descubra que existe una opinión estadísticamente baja de la imagen de la empresa entre los adultos jóvenes hombres. Esto podría llevar a crear una nueva línea de productos dirigida a ese grupo demográfico.

Si tus objetivos de investigación entran en una de estas tres categorías, vas por buen camino. Ahora lo único que te queda hacer es decidir cómo los datos recopilados ayudarán a tu organización a tomar una decisión con respecto a un problema u una oportunidad específicos. Recuerda: llevar a cabo una encuesta exitosa es solo la mitad del proceso. Lo que hace que tu proyecto de investigación sea útil es cómo utilizas la información recopilada.

Ve cómo SurveyMonkey puede impulsar tu curiosidad