Productos

SurveyMonkey está para apoyarte. Explora nuestro producto y descubre todo lo que tenemos para ti.

Obtén percepciones basadas en datos con un líder en encuestas.

Más de 100 integraciones para aumentar la productividad.

Crea formularios online para recabar información y recibir pagos.

Mejora tus encuestas y detecta percepciones más rápido con la IA.

Soluciones especializadas para satisfacer todas tus necesidades.

Plantillas

Mide la satisfacción de los clientes y su lealtad hacia tu negocio.

Conoce qué hace felices a los clientes y conviértelos en defensores de tu marca.

Obtén datos precisos para mejorar la experiencia de los usuarios.

Recopila información de contacto de clientes potenciales, invitados, etc.

Mantén el control de tu evento confirmando quiénes asistirán.

Descubre qué les gusta a los asistentes y mejora tu próximo evento.

Descubre percepciones para mejorar su nivel de compromiso y sus resultados.

Pide la opinión de los asistentes y organiza mejores reuniones.

Usa la retroalimentación entre compañeros para mejorar el desempeño.

Crea mejores cursos y perfecciona métodos de enseñanza.

Averigua qué opinan los estudiantes de los diversos aspectos de los cursos.

Descubre qué opinan los clientes sobre tus nuevas ideas de productos.

Recursos

Consejos para hacer encuestas y usar los datos.

Nuestro blog sobre encuestas, consejos para empresas y más.

Tutoriales y guías prácticas para usar SurveyMonkey.

Las mejores marcas impulsan su crecimiento con SurveyMonkey.

Guía completa para fomentar el compromiso laboral

El compromiso laboral es un vínculo emocional de los empleados con la empresa que genera en ellos un sentido de pertenencia. 

Cuando piensas en compromiso laboral, tal vez viene a tu mente un equipo de empleados altamente eficientes o satisfechos. En realidad, las personas que se comprometen con su trabajo no solo son felices o productivas, sino que tienen un interés genuino en dar lo mejor de sí en favor de su empresa. Esta fidelidad se basa en la confianza, la integridad y la comunicación.

Hay diferentes definiciones para el compromiso de los empleados, pero la mayoría coinciden en que tiene que ver con qué tanto se identifican y se involucran las personas con el lugar donde trabajan. Podríamos decir que se trata de un conjunto de motivaciones que llevan a alguien a querer generar buenos resultados en su trabajo. Un equipo comprometido con su trabajo y con la empresa tiene las siguientes características:

  • Le entusiasma trabajar en la organización.
  • Sabe que sus funciones generan valor y contribuyen al éxito.
  • Entiende y comparte la misión, visión y la cultura corporativa.

Un equipo comprometido sabe que cada persona que lo integra es una pieza necesaria para que el complejo engranaje de la organización pueda funcionar. Saberse parte indispensable de algo más grande fortalece la cultura laboral, reduce la rotación del personal y aumenta la productividad. Pero no solo eso: uno de los aspectos más importantes de tener colaboradores con un sentido de pertenencia es que se convierten en defensores de la empresa. La satisfacción se refleja en dos niveles:

Lograr que los empleados de cualquier escalafón en la empresa estén comprometidos con sus funciones, con sus compañeros de trabajo y la organización en general es clave para que tengan una mejor experiencia. Cuando los miembros del equipo están en la misma frecuencia, suelen ser más diligentes y proactivos, y van más allá de lo que se espera de ellos. Esto les genera una gran satisfacción personal, que se refleja en una mejor atención a los clientes.

Aunque este vínculo emocional es bueno para los equipos de trabajo, generalmente quien más se beneficia es la empresa, porque hay un impacto positivo en las operaciones comerciales y la rentabilidad. Conocer el nivel de lealtad del personal ayuda a los líderes a entender mejor sus necesidades y diseñar estrategias para elevar la moral y crear mejores entornos de trabajo.

Preocuparse por obtener retroalimentación de los empleados permite conocer sus experiencias de primera mano y lo que es importante para ellos. Con esta información se pueden atender mejor sus necesidades para que generen vínculos emocionales más fuertes con la empresa. Esta es una excelente manera de demostrarles que hay una verdadera preocupación por su persona, y no solo por lo que puedan aportar con su trabajo.

¿Qué elementos influyen para que una persona decida que vale la pena “ponerse la camiseta” de la organización? Básicamente, debe encontrar motivación en los siguientes aspectos: 

  • Colaboración. Se puede trabajar bien con el resto de los compañeros de trabajo, cada quien tiene bien definidas sus responsabilidades y cumple con ellas. Cualquier conflicto se resuelve hablando y llegando a acuerdos. 
  • Comunicación. Se comparte con los empleados todo lo que sucede en la organización, se les explica con claridad cuáles son sus funciones, reciben retroalimentación sobre su trabajo y saben que sus opiniones se toman en cuenta.
  • Liderazgo de la empresa. Los empleados pueden confiar en su superior porque es una persona que guía, da el ejemplo y siempre cumple con su parte del trato. Es un líder que muestra cómo se puede aprender de los errores y sabe aceptar cuando se equivoca.
  • Crecimiento y desarrollo. Los empleados saben que con cada esfuerzo avanzan más en su carrera. La empresa ofrece oportunidades de ascenso e indica con claridad la manera de lograrlo. 
  • Ética. Los empleados saben que su empresa cumple las normas y leyes de su sector. Es una organización que no participa en actos de corrupción ni en malas prácticas, sino en causas que valen la pena.
  • Cultura. Los valores y la visión de la empresa coinciden con los principios que rigen la vida de los empleados.
  • Inclusión. La empresa es justa y equitativa con los empleados, sin hacer distinciones de ningún tipo.
  • Preparación laboral. Reciben la capacitación necesaria para desempeñar sus funciones.
  • Procesos eficientes. Los flujos de trabajo de la empresa son eficientes, no hay cuellos de botella, pasos innecesarios o tareas complejas que podrían simplificarse. Se toma en cuenta a los empleados cuando tienen sugerencias sobre la forma de agilizar los procesos.

La satisfacción laboral es el nivel de conformidad de las personas con respecto a sus condiciones de trabajo. Muchas veces, quienes lideran un equipo se enfocan en tratar de mejorar la satisfacción de los empleados, pensando que con esto elevarán el desempeño y evitarán que dejen la empresa por mejores oportunidades. Aunque un aumento de sueldo, un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal o tener una gran barra de ensaladas en el comedor son acciones que podrían ayudar, tal vez no sean suficientes para que el personal realmente se comprometa con su trabajo. Generar compromiso implica más que solo hacer felices a los empleados.

De acuerdo con un sondeo reciente, el 80 % de los trabajadores entrevistados afirmó estar satisfecho con su empleo, pero ¿cuántas de estas personas se sienten parte de su organización y están dispuestas a dar lo mejor de sí para cumplir sus metas? Es probable que entre ellos haya varios que comenten con sus amigos cosas como: “Me encanta mi trabajo porque no hago gran cosa. ¡Ayer hice un maratón de mi serie favorita!”. En cambio, tal vez sean pocos los que creen en la organización y comparten sus valores.

La satisfacción laboral, sin embargo, puede ser un indicador que se debe tomar en cuenta en el momento de hacer una estrategia que eleve el compromiso. Las encuestas de satisfacción son una herramienta clave para obtener información que te ayude a mejorar las condiciones de trabajo. Cuando el personal se da cuenta de que valoras su retroalimentación, se sentirán más cercanos a la empresa.

Descubre qué tan comprometida está tu gente con la empresa. Para lograrlo, necesitas hacer las preguntas adecuadas en el momento correcto. Regístrate hoy en SurveyMonkey y aprovecha las encuestas de compromiso en el trabajo. Elige entre los distintos planes el que se ajuste mejor a lo que tu negocio necesita.

Se puede distinguir a los empleados leales a la empresa de los que no, porque los primeros trabajan en equipo y toman los logros de los demás como propios. Son personas apasionadas que se esfuerzan en hacer bien las cosas e incluso van más allá de la descripción de su puesto. En cambio, los empleados que no están vinculados con la empresa no sienten una conexión real con sus actividades, con sus compañeros de trabajo o la empresa. En el peor de los casos, son el tipo de personas que solo esperan el viernes o el día de pago, y procuran hacer el mínimo esfuerzo posible.

Las encuestas de compromiso de los empleados son el instrumento más confiable para obtener esta información. Hay distintos tipos de encuestas que se pueden usar en diferentes momentos de la historia de los empleados dentro de la empresa. El objetivo es recopilar datos sobre aspectos como la comprensión de sus funciones, la manera en la que perciben el liderazgo, cómo se sienten con las condiciones de trabajo, qué tan involucrados están psicológica y emocionalmente, y qué tan orgullosos se sienten de los logros de la empresa, entre otros factores.

Con los resultados, puedes aprovechar a las personas con las calificaciones más altas para que actúen como promotoras de la empresa y sean agentes de cambio, así como pensar en estrategias para ganar la lealtad de las personas menos comprometidas. 

Hacer que el equipo se sienta comprometido es una tarea que el departamento de Recursos Humanos no puede hacer por sí solo. Los buenos gerentes construyen relaciones con cada una de las personas a su cargo, las motivan, las empoderan y hacen todo lo posible para que generen un verdadero amor al trabajo. Les hacen ver los beneficios de ponerse en los zapatos de la empresa, pero pagan con la misma moneda, valorando su trabajo, tomando en cuenta sus ideas y atendiendo sus necesidades.

La motivación en el trabajo va más allá del dinero. La pirámide de Maslow coloca por jerarquías las necesidades que una persona debe satisfacer con su trabajo. Estas van de las más básicas, en la base de la pirámide, hasta las motivaciones más elevadas, en la parte superior. Son cinco niveles:

  • Primer nivel: necesidades fisiológicas. Las que son vitales para la supervivencia, como alimento y agua.
  • Segundo nivel: necesidades de seguridad y protección. Las que garantizan seguridad financiera, física y moral. 
  • Tercer nivel: necesidades sociales. Son aquellas relacionadas con la aceptación y pertenencia, como la amistad, el amor y el sentirse parte de un grupo.
  • Cuarto nivel: necesidades de estima. Incluyen el reconocimiento al esfuerzo, la sensación de logro y prestigio, pero también la autoestima y el valor personal.
  • Quinto nivel: necesidades de autorrealización. Es la satisfacción personal de amar lo que se hace. Esto solo se logra si se tienen cubiertos los cuatro niveles anteriores.

Si las necesidades de tus empleados solo están cubiertas en los primeros niveles, es probable que no se sientan lo suficientemente motivados para dar lo mejor de sí mismos. En cambio, si logras cubrirlas todas, con seguridad tendrás un equipo sólido y comprometido.