Productos

SurveyMonkey está para apoyarte. Explora nuestro producto y descubre todo lo que tenemos para ti.

Obtén percepciones basadas en datos con un líder en encuestas.

Más de 100 integraciones para aumentar la productividad.

Crea formularios online para recabar información y recibir pagos.

Mejora tus encuestas y detecta percepciones más rápido con la IA.

Soluciones especializadas para satisfacer todas tus necesidades.

Plantillas

Mide la satisfacción de los clientes y su lealtad hacia tu negocio.

Conoce qué hace felices a los clientes y conviértelos en defensores de tu marca.

Obtén datos precisos para mejorar la experiencia de los usuarios.

Recopila información de contacto de clientes potenciales, invitados, etc.

Mantén el control de tu evento confirmando quiénes asistirán.

Descubre qué les gusta a los asistentes y mejora tu próximo evento.

Descubre percepciones para mejorar su nivel de compromiso y sus resultados.

Pide la opinión de los asistentes y organiza mejores reuniones.

Usa la retroalimentación entre compañeros para mejorar el desempeño.

Crea mejores cursos y perfecciona métodos de enseñanza.

Averigua qué opinan los estudiantes de los diversos aspectos de los cursos.

Descubre qué opinan los clientes sobre tus nuevas ideas de productos.

Recursos

Consejos para hacer encuestas y usar los datos.

Nuestro blog sobre encuestas, consejos para empresas y más.

Tutoriales y guías prácticas para usar SurveyMonkey.

Las mejores marcas impulsan su crecimiento con SurveyMonkey.

¿Cómo lograr y mejorar el compromiso de los empleados en el trabajo?

Hay estrategias fáciles de implementar que pueden ayudarte a mejorar el compromiso laboral.

¿Por qué deberías preocuparte por el compromiso de los empleados? Porque esto hará que tengan un interés genuino por dar lo mejor de sí en su trabajo. La lealtad de los empleados está estrechamente ligada al compromiso. Conseguir y mantener su lealtad es un proceso que conlleva atender cada una de las necesidades del personal. 

Nadie dijo que fuera fácil pero, con las herramientas y la guía adecuadas, se puede conseguir un verdadero compromiso en el trabajo (¡los resultados valen la pena!). Esta cualidad se nota en las actitudes de los empleados y se refleja en los números de la empresa.

Un equipo comprometido no solo es un grupo de gente satisfecha o apasionada por su trabajo. Se trata de una conexión profunda con la empresa. Es el vínculo emocional con la organización que lleva a querer ser parte de ella el mayor tiempo posible, tomar como propios los objetivos empresariales y tener la actitud para dar lo mejor de sí todos los días. 

A los empleados leales les importa lo que pasa en la organización porque se consideran parte de ella, ya que comparten sus valores y metas. Esto se refleja de distintas maneras: 

Cuando una persona nos interesa de verdad y está en nuestras manos ayudarla, no dudamos en hacerlo. No hay necesidad de que nos lo pida, siempre estaremos ahí para apoyarla, ¿cierto? Lo mismo pasa con los empleados comprometidos: hacen bien su trabajo en favor de la empresa y muchas veces dan más de lo que se espera de ellos. Esto inevitablemente mejora la productividad.   

Hacer nuevas contrataciones implica un costo y muchos esfuerzos. Además, lograr que los nuevos empleados se adapten y comprendan cómo funcionan las cosas lleva tiempo. Un reto para las empresas actualmente es lograr la retención de su personal. Tanto es así que el promedio de permanencia en un puesto de trabajo en Latinoamérica es tan solo de tres años.

Por otra parte, si se consigue la lealtad del personal hacia la empresa, es muy probable que se reduzca la rotación. Los trabajadores que hacen carrera en una misma empresa se acoplan mejor al sistema de trabajo y se vuelven parte activa de la cultura empresarial.

Una persona vinculada con su empleo y su empresa sabe que sus funciones son una parte clave en los flujos de trabajo. No acostumbra faltar al trabajo a menos que sea verdaderamente necesario. Incluso si se trata de una emergencia, tratará de delegar sus tareas y notificar su ausencia con anticipación para que los procesos no se interrumpan. En cambio, si alguien no siente ese compromiso laboral, tal vez le tenga sin cuidado ausentarse constantemente, aunque el resto del equipo se vea afectado. Esto no solo es un golpe a la productividad, también desmotiva a los demás y afecta la armonía entre colaboradores.

Como cliente seguramente te has topado con estos dos tipos de personas en un negocio: la que parece que está ahí por obligación, atiende de mala gana y se deslinda de cualquier problema; y la que siempre trata de ayudar y supera tus expectativas. Está de más decir quién de ellas está involucrada con su trabajo y quién no. Los empleados comprometidos generan clientes leales. Si los trabajadores creen en el negocio y en lo que hacen, es muy probable que transmitan este estado de ánimo a los clientes. 

Cuando pienses en estrategias para conseguir un equipo exitoso, satisfecho y comprometido, toma en cuenta los factores que influyen en un mejor entorno laboral y elevan la motivación. Estos son algunos de ellos: 

  • Oportunidad de crecimiento: Los empleados tienen la certeza de que hay posibilidades de avanzar profesionalmente a mediano y largo plazo. 
  • Independencia: Los empleados saben que en su trabajo se confía en las capacidades de cada persona y se toman en cuenta sus opiniones. 
  • Bienestar: Confían en que la empresa siempre antepone la salud y seguridad de los trabajadores sobre sus propios intereses. 
  • Trabajo significativo: Saben que el trabajo que hacen tiene un propósito y es significativo para uno mismo y para la organización.   
  • Relaciones interpersonales: Disfrutan de un ambiente de armonía, calidez y respeto con relaciones sanas entre compañeros de trabajo y superiores. 
  • Confianza en la organización: Confían en que la empresa considera al personal como su activo más valioso y todas sus decisiones estratégicas se toman pensando en su bienestar.

Tomando en cuenta los factores de los que ya hablamos y las opiniones de los empleados, se pueden implementar acciones que les ayuden a integrarse y sentir que son una parte valiosa de la empresa ofreciendo:

En primer lugar, es importante que los empleados entiendan cuáles son los objetivos de la empresa porque, a fin de cuentas, ellos son los encargados de alcanzarlos. Tómate el tiempo de mostrar al personal cómo funciona la empresa: su estructura interna, las actividades dentro de cada departamento y los flujos de trabajo. Así podrán darse cuenta de cómo su puesto encaja y es relevante dentro de los procesos de negocio.

Crear una atmósfera cordial donde las personas se sientan motivadas y productivas es, principalmente, responsabilidad de los líderes. Es crucial tomar medidas para evitar situaciones de estrés, tener estrategias para arreglar las diferencias y promover el respeto entre todos. Para mejorar el compromiso, los líderes deben predicar con el ejemplo y hacer su trabajo con ánimo y una actitud positiva. 

Se deben buscar incentivos que favorezcan la competencia sana. Esto se consigue cuidando que todos tengan las mismas posibilidades de ganar. Algunas estrategias para motivar a hacer un mejor trabajo son las recompensas no monetarias, como normalizar el reconocimiento entre compañeros de trabajo y llevar a cabo actividades lúdicas para competir en equipos.

Una comunicación eficiente en el trabajo estimula la participación y el sentido de pertenencia. Para conseguirla, es importante que cada mensaje sea claro, se produzca en ambas direcciones y tenga el objetivo de resolver conflictos, no crearlos. Las encuestas de compromiso para empleados, además de ayudarte a conocer el nivel de satisfacción y qué tan en sintonía está tu personal con la misión y los valores de la empresa, son una excelente herramienta de retroalimentación. ¿No sabes por dónde empezar? Crea una cuenta en SurveyMonkey y apóyate en su plantilla de encuesta sobre el compromiso de los empleados.

El compromiso laboral se va construyendo con el tiempo. Sin embargo, antes de diseñar cualquier estrategia es importante investigar cuál es la situación actual de tu equipo y medir sus niveles de satisfacción. Hacer una encuesta de satisfacción laboral te dará un mejor panorama de lo que carece tu equipo y lo que le genera frustración o insatisfacción. Además, te permitirá generar ideas a partir de datos fiables. Conoce los distintos planes de SurveyMonkey para que puedas hacer encuestas a tu personal y descubras qué necesita para sentirse más vinculado con la empresa. 

Las métricas de compromiso organizacional son indicadores medibles para determinar qué tan comprometido está el personal dentro de una empresa. Estos indicadores son muy útiles para el departamento de Recursos Humanos y los gerentes, porque permiten desglosar la satisfacción del personal en números y obtener una puntuación objetiva que facilite tomar acciones. Entre estas métricas tenemos la tasa de retención, el desarrollo profesional, el equilibrio entre trabajo y vida personal, etc.

Ya hablamos de los factores que influyen en la participación y motivación de los empleados, pero hay autores que los agrupan en cinco C:  

  • Cuidar: Mostrar preocupación por el bienestar del equipo. 
  • Conectar: Entender las necesidades del personal y llevar una relación cercana. 
  • Conducir: Contar con líderes que sepan guiar y motivar. 
  • Contribuir: Alentar a los empleados a aportar sus ideas. 
  • Celebrar: Reconocer y aplaudir los esfuerzos del personal. 

Cometer errores es humano y muchas veces puede servir como aprendizaje. Sin embargo, cuando ocurren con mucha frecuencia puede deberse al desapego y falta de interés. Además de constantes errores que fácilmente podrían evitarse, la falta de compromiso con el trabajo puede observarse en actitudes como dar un mal servicio al cliente, llegar tarde, olvidar plazos de entrega, salir antes de que termine la jornada, no participar en actividades de integración y tener un bajo rendimiento.  

Debido a que el compromiso organizacional es un término muy amplio, para hacer más simple su medición podemos dividirlo en tres tipos: 

  • Compromiso afectivo: Indica qué tanto les gusta la empresa a los empleados. Se da cuando pueden identificarse con sus objetivos, sienten que encajan y son valorados. 
  • Compromiso de continuidad: Se refiere a qué tanto quieren permanecer en la empresa. Se genera cuando tienen suficientes incentivos y saben que hay oportunidades de progresar. 
  • Compromiso normativo: Este vínculo está ligado a un fuerte sentido del deber, pero también a un sentimiento de culpa. La persona piensa que si deja la empresa podría afectar negativamente el trabajo de sus compañeros de trabajo. 

Toma nota de esto: el hecho de tener solo uno de estos tres vínculos no es suficiente para un compromiso integral. Por ejemplo, es posible que alguien deje su empleo porque, a pesar de amar la empresa (compromiso afectivo), sabe que no existen oportunidades de crecer profesionalmente (compromiso de continuidad).