Cómo crear un logo que todos puedan reconocer

Los buenos logotipos provienen de encuestas de pruebas de conceptos.

un grupo de peces de colores con un pez diferente entre todosLa creación y selección de un logo debe ser un proyecto divertido y gratificante. ¿Verdad? Pero también puede ser una experiencia angustiante y cargada de emociones debido a la naturaleza potencialmente subjetiva de elegir el mejor logo. Por suerte puedes aplicar algo de ciencia para matizar el arte de elegir un logo. Las encuestas son un método efectivo, objetivo y rentable de encontrar el logo ideal para tu empresa, proyecto o marca.

¿Pero qué es un logo exactamente? Un logotipo es una expresión visual de tu marca. No es la marca en sí, sino una representación emblemática de tu empresa. Cuando las personas hablan de logos, normalmente los clasifican en dos tipos principales: las logomarcas y los logotipos. Las logomarcas usualmente utilizan imágenes y fotografías (por ej., el logo de Nike) mientras que el logotipo se basa en un texto (por ej., el logo de Coca Cola).

Pon a prueba tus conceptos con encuestas

Sepa exactamente qué concepto va a ganar con SurveyMonkey Audience.

Comuníquese con nosotros

Independientemente del tipo de logo que estés considerando crear, es posible que quieras hacer una prueba de concepto de tu logo antes de lanzarlo al mercado. Las pruebas de concepto pueden ayudarte a saber qué piensan tus clientes y cómo reaccionarán al diseño de logo propuesto. Podrás averiguar lo que les gusta y lo que no, así como el motivo de su elección.

Una plantilla de encuesta de opciones de imágenes es una forma de prueba de concepto que eliminará parte de la subjetividad de elegir un buen logo.

Existen diferentes cosas que puedes probar en este tipo de encuestas:

  • Idoneidad de la marca: ¿Qué representa tu marca? Si los atributos de tu marca son la estabilidad, confiabilidad y accesibilidad, tu logo también debe transmitir estos atributos. Un logo es uno de los múltiples elementos que expresan tu marca. Al probar diferentes logos, podrás averiguar qué diseño refuerza, ¡en lugar de contradecir!, lo que intenta comunicar tu equipo de marketing y de ventas.
  • Legibilidad:  El diseño de tu logo puede ser hermoso, ¿pero la gente lo entiende? Si tiene un texto, ¿realmente pueden leerlo? La prueba de conceptos te permite explorar diferentes fuentes, colores y diseños para optimizar la comprensión. Si estás probando un logo para usarlo en línea, asegúrate de mostrar un tamaño adecuado. Si tu logo aparece, por ejemplo, en un sitio web móvil, ¿se podrá leer en esa pantalla tan pequeña?
  • Capacidad de atracción: Es posible que la gente pueda leer tu logo, ¿pero también les gusta? Lo que le gusta a la gente es subjetivo y con frecuencia no pueden articular por qué les gusta… simplemente sienten algo positivo hacia ello. Vuelve a los atributos de tu marca y decide si una conexión emocional con tu logo es importante para lograr el éxito.

También hay diferentes formas de probar tu logo:

  • Presenta todos los logos a la vez: Puedes hacer una encuesta de elección forzada y hacer que los clientes seleccionen un logo en base a los atributos que son más importantes. Por ejemplo, ¿cuál es la mejor representación de confianza? ¿O utilidad? Al presentar todas las opciones a la vez, tendrás un sentido de medida relativa para cada diseño.
  • Divide los logos de prueba: Si no quieres mostrar todos los logos a la vez, puedes presentar diferentes diseños a públicos objetivo similares para tener sus opiniones sobre cada diseño individual. Para hacer una prueba dividida, puedes mostrar el Logo A al 25% de los clientes objetivo, el Logo B al 25% de los clientes y así sucesivamente. Esta metodología no se basa tanto en cómo se ve un diseño de logo en comparación con otro, sino más bien en cómo se posiciona cada uno por sí solo.
  • Prueba con distintos participantes: Independientemente de si pruebas tus logos en grupos o de forma individual, es posible que también quieras presentarlos a diferentes públicos. Una mujer con niños pequeños, por ejemplo, puede tener una reacción muy diferente a una que tiene hijos adultos.

Una vez que hayas limitado tus opciones a uno o dos logos, también puedes volver y probar el logo en un contexto. Los logos usualmente no existen en el vacío, sino que son más bien un elemento de tu identidad de marca. Coloca tus opciones de logo propuestas en un membrete, un paquete y un anuncio y ve si las reacciones de los clientes son similares a las de tu prueba original de concepto. Puedes continuar usando las encuestas de forma repetida hasta que encuentres el mejor logo… ¡con el que todos estén de acuerdo!